Compartir

La Habana, 22 mar (EFE).- El presidente de EEUU, Barack Obama, defendió hoy los Derechos Humanos y la democracia en su discurso a los cubanos y, dirigiéndose, al presidente Raúl Castro le dijo que no debe temer ni a Estados Unidos ni a las “voces diferentes” del pueblo cubano.

“Usted no debe tener miedo de una amenaza de EEUU, y por su compromiso con la soberanía y la autodeterminación, tampoco debe temer las voces diferentes del pueblo cubano”, le dijo Obama a Raúl Castro, que asistió al discurso del presidente de Estados Unidos en el Gran Teatro de La Habana.

Según el gobernante estadounidense, los gobiernos no deben tener miedo a que su pueblo pueda “reunirse, hablar o votar”, ya que la democracia es la forma de “lograr cambios en la sociedad”, que mejoren la vida de las personas, que así tienen la posibilidad de “ser catalizadores, de crear y de reimaginar”.

“La democracia le da a las personas de soñar y lograr mejorar nivel de vida”, subrayó en su mensaje al pueblo cubano, retransmitido en directo por la radio y la televisión estatal de Cuba.

Obama admitió que ya hay “una evolución” que se está dando en Cuba, un “cambio generacional”, por lo que apeló a los jóvenes de la isla a “construir algo nuevo”.

“El futuro de Cuba debe estar en manos de los cubanos”, insistió Obama, quien pronunció esa frase en español.

El presidente señaló que el estado de derecho no debería permitir “detenciones arbitrarias” para aquellas personas que ejercen sus derechos a expresar lo que piensa, organizarse, criticar a su gobierno y manifestarse pacíficamente”, en alusión a los casos de represión contra opositores que se dan en la isla.

“Y los votantes deberían poder elegir sus gobierno con elecciones libres y democráticas”, precisó.

Aunque admitió que en los Estados Unidos también hay “fallos” en el ejercicio de estos derechos, como desigualdades sociales, la pena de muerte o la discriminación racial, señaló que el debate sobre estas cuestiones que permite la democracia “es saludable”.

En su discurso, que se dirigió en gran medida a los jóvenes cubanos, recordó que Estados Unidos confía en la capacidad de éstos para “forjar su propio futuro” y tener un papel importante en el futuro de Cuba.

“Creo en el pueblo cubano”, afirmó de nuevo en español Obama, quien indicó que la decisión de su Gobierno de normalizar relaciones con Cuba, no es sólo con el Gobierno de la isla, sino fundamentalmente con los cubanos. EFE

sga-sam/cho