viernes, 2 octubre 2020 0:36

Los Kazajos se preparan para elegir un nuevo parlamento el domingo

Astaná, 19 mar (EFE).- Unos diez millones de votantes han sido llamados a votar en Kazajistán para las elecciones legislativas anticipadas que se celebrarán este domingo, en las que se espera que Nur Otan, el partido del presidente Nursultán Nazarbáyev, mantenga su abrumadora mayoría en el Parlamento.

Están en juego 98 de los 107 escaños que constituyen la Cámara Baja del parlamento kazajo (Majilis) que serán ocupados por candidatos elegidos por sufragio universal para un mandato de cinco años.

Los nueve asientos restantes están reservados para la Asamblea del Pueblo de Kazajistán, un organismo constitucional compuesto por representantes de los más de 100 grupos étnicos de la nación.

El domingo, los votantes acudirán a las urnas para elegir también a los órganos de gobierno locales (Maslikhats).

Nazarbáyev, quien ganó con una enorme mayoría las elecciones presidenciales anticipadas celebradas hace 11 meses, estableció el 20 de marzo como fecha para los próximos comicios, una semana después de que la idea de disolver el parlamento y convocar nuevas elecciones anticipadas fuera votada por los legisladores del Majilis el pasado 13 de enero.

La decisión fue tomada en base a la difícil situación económica que atraviesa el país centroasiático rico en petróleo, que ha sido duramente golpeado por el desplome de los precios del crudo en el mercado internacional.

Seis partidos han presentado un total de 234 candidatos aprobados por la Comisión Electoral Central del país.

Además del partido del gobierno Nur Otan, el Partido Democrático Ak Zhol de Kazajistán, el Partido Comunista del Pueblo de Kazajistán (CPPK, siglas en inglés) y otros tres partidos de menor importancia: el Partido Socialdemócrata Auyl, el Partido Socialdemócrata Nacional (NSDP, siglas en inglés) y el partido Birlik (Unidad) están compitiendo por escaños en la Cámara Baja del parlamento kazajo.

Las últimas elecciones legislativas en Kazajistán tuvieron lugar en enero de 2012. El Ak Zhol y el CPPK fueron los únicos partidos, además del partido del gobierno Nur Otan, que pasaron el mínimo del 7% del voto requerido para conseguir escaños en el parlamento.

El partido liberal Ak Zhol, encabezado por Azat Peruashev, buscará incrementar los ocho escaños que tiene en la actualidad con un programa electoral centrado en reformas de mercado y en la privatización de empresas, medidas similares a aquellas que la administración de Nazarbáyev ha puesto ya en marcha.

El Partido Comunista del Pueblo de Kazajistán, que cuenta en la actualidad con siete escaños en el parlamento, se centra en un discurso de corte marxista-leninista que rehuye de la cultura occidental, especialmente del cine y de la comida rápida, según el programa electoral del partido.

Durante su intervención en el congreso de Nur Otan en enero, Nazarbáyev dijo que el partido apostará por aumentar la competitividad del sector nacional del gas y del petróleo a través de la exploración activa, la liberalización del mercado y la diversificación del transporte a destinos de todo el mundo.

Haciendo referencia al programa electoral del partido, Nazarbáyev dijo que Nur Otan tiene la intención de reforzar sus relaciones con Rusia, China, Estados Unidos, la Unión Europea y la Comunidad de Estados Independientes como parte de la política exterior multilateral que lleva a cabo el gobierno.

El partido de la oposición más contrario al gobierno, el NSDP, y los otros dos partidos minoritarios tienen pocas opciones de alcanzar el umbral mínimo requerido del 7%, dada la popularidad del presidente Nazarbáyev, quien ha encabezado el crecimiento económico sostenido y la estabilidad en Kazajistán desde la independencia de la antigua república soviética en 1991.

Más de 800 observadores internacionales y 10.000 locales supervisarán los comicios para garantizar unas elecciones justas en las 9.840 colegios electorales repartidos por el noveno país más grande del mundo en extensión.

En una reunión que ha marcado el inicio de la misión de observación en Kazajistán de la Oficina de Instituciones Democráticas y Derechos Humanos de la OSCE, el ministro de exteriores kazajo Erlan Idrissov dijo al jefe de la misión Boris Frlec que Astaná se hará cargo de que sean unas elecciones justas.

“Damos especial importancia al modo en que las próximas elecciones parlamentarias se lleven a cabo y tenemos la intención de asegurar el 100% de la confianza pública a través de la organización de las elecciones de acuerdo con los más altos estándares democráticos”, dijo Idrissov. EFE