Compartir

Madrid, 18 mar (EFE).- La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, considera que la sentencia que condena a una multa a la portavoz municipal Rita Maestre por la protesta en una capilla de la Complutense hace una “interpretación subjetiva restrictiva” de la libertad de expresión, que cree en un “momento de involución”.

Carmena ha comparecido en rueda de prensa junto a Maestre y a un buen número de concejales después de que el juzgado de lo penal 6 de Madrid haya condenado a la portavoz a pagar una multa de 4.320 euros por un delito contra los sentimientos religiosos por manifestarse con el torso descubierto en la capilla en 2011.

La alcaldesa ha expresado el apoyo unánime de la corporación a la portavoz, que ha definido como una concejal “extraordinaria” que además es “su amiga”; y ha avanzado que Maestre recurrirá la sentencia que, según ha recalcado, no es firme.

Maestre la va a recurrir, ha explicado Carmena, por considerar que es “extraordinariamente subjetiva” y no “individualiza” los actos de los que se desprende el fallo.

La alcaldesa ha lamentado el actual “momento de involución de la libertad de expresión” y ha advertido de que no hay país que se pueda desarrollar sin tener buena libertad de expresión porque es el “aire de la democracia”. EFE