Compartir

Naciones Unidas, 17 mar (EFE).- Marruecos ha decidido finalmente no cumplir con su amenaza y mantendrá a sus tropas en las misiones de paz de Naciones Unidas, dijo hoy el ministro de Exteriores de ese país, Salahedín Mezuar.

“Después de una petición de miembros del Consejo de Seguridad y de países donde están esas operaciones de paz, Marruecos ha decidido no retirar a sus fuerzas por el importante papel que tienen en esas misiones”, dijo Mezuar en una conferencia de prensa en Nueva York.

En medio de un duro enfrentamiento por el Sáhara Occidental con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, Rabat había anunciado esta semana que iba a estudiar la retirada de los más de 2.300 efectivos que tiene repartidos en las misiones de Naciones Unidas en Costa de Marfil, la República Democrática del Congo y la República Centroafricana.

Mientras tanto, el Gobierno marroquí sí hará efectivas las otras dos medidas anunciadas en el contexto de esta crisis: la reducción del componente civil de la misión de la ONU en el Sáhara Occidental (Minurso) y el abandono de la financiación “voluntaria” que ofrecía a esa misión, unos tres millones de dólares anuales.

Ambas acciones, dijo Mezuar, son “irrevocables”, mientras que Marruecos mantiene en estudio “otras decisiones”, que dependerán de “cómo los miembros del Consejo de Seguridad traten esta cuestión”.

Según el ministro, la postura del Consejo -que se reúne hoy de urgencia sobre el tema- será la que marque la “evolución futura” de esta “crisis”.

Mezuar insistió en que durante su reciente viaje a la región del Sáhara Occidental Ban fue más allá de los “parámetros” fijados por el Consejo de Seguridad, por ejemplo al utilizar la palabra “ocupación”.

También criticó que el diplomático surcoreano supuestamente se inclinase ante una bandera saharaui y que se reuniese con representantes del Frente Polisario en una zona de “tierra de nadie” entre Marruecos y Argelia, pese a que anteriormente, según dijo, se había comprometido a no hacerlo.

Esas acciones fueron consideradas “insultantes” por el Gobierno marroquí y el lunes Mezuar le pidió explicaciones en una reunión, que hoy calificó como “tensa”.

Según el ministro, Ban dijo en ese encuentro que “lamentaba” haber usado el término “ocupación”, pero en lugar de señalarlo públicamente, su oficina publicó un comunicado que para Marruecos “añadía más insulto” al expresar la “indignación” del secretario general por la manifestación en su contra celebrada el fin de semana en Rabat.

La tensión entre las dos partes venía ya de antes, pues según Mezuar, Ban rechazó viajar a Marruecos en las fechas propuestas por el rey e insistió en ir a la región en un momento en el que el monarca no podía recibirle, dejando la visita a Rabat para más adelante.

Los planes para ese viaje han sido abandonados en medio de la actual disputa, según anunció ayer la ONU.

Para Marruecos, Ban está “intentando arrastrar a la ONU en una aventura muy peligrosa” y no cuenta con el respaldo en ella de la mayoría del Consejo de Seguridad.

“Marruecos no ha creado esta situación. Marruecos es la víctima de esta situación”, defendió Mezuar, que insistió en que su Gobierno ha estado siempre comprometido a trabajar con Naciones Unidas en una solución política al conflicto del Sáhara Occidental. EFE