Quantcast

El Gobierno sirio acusa de “terrorista” a una parte de delegación opositora

Ginebra, 16 mar (EFE).- El Gobierno sirio cuestionó hoy la presencia en la delegación de la oposición con la que mantiene negociaciones indirectas de paz del grupo denominado “Ejército del Islam”, una facción armada a la que consideró “terrorista”.

“Ellos son parte de una facción terrorista que mataba a los civiles y por esto no vamos a comenzar las negociaciones directas con ellos hasta que pidan disculpas”, declaró el jefe de la delegación del régimen de Damasco, Bashar Jaafari.

El jefe de ese grupo rebelde, Mohamad Alloush, actúa como jefe negociador en la delegación de la oposición y recientemente declaró que sólo se podrá negociar con el gobierno cuando el presidente Bachar Al Asad haya muerto o salido del poder.

Jafaari agregó que hay grupos de la oposición que intentan “monopolizar” a la delegación de la parte adversa y defendió la necesidad de que ésta represente “al más amplio espectro de la sociedad siria”.

Al término de su segunda reunión de trabajo con el mediador de la ONU, Staffan de Mistura, el representante del Gobierno sirio sostuvo que se avanzó en “cuestiones prácticas para allanar el camino hacia negociaciones exitosas”.

“Estamos en el momento de consultas relacionadas con el formato de las conversaciones -refiriéndose a la representatividad de la oposición- para movernos hacia la agenda y cuestiones de fondo”, comentó.

“La reunión fue útil y prometedora”, sostuvo Jafaari, en un importante cambio de actitud con respecto a la anterior ronda de negociaciones, de hace seis semanas, que tuvo que ser suspendida por el mediador por la incapacidad de avanzar en las consultas.

Por otro lado, el Gobierno sirio rechazó cualquier intento de atentar contra la integridad territorial del país, en reacción a las informaciones de que los grupos kurdos que controlan partes del norte de Siria se preparan para declarar un sistema federal.

“Las bases de las negociaciones indirectas (entre Gobierno y oposición) prohíben plantear tal escenario. De lo que hablamos aquí es de mantener y respetar la unidad y la integridad territorial de Siria”, declaró Jaafari a la prensa.

Al término de la reunión con la delegación gubernamental, el adjunto del mediador de la ONU, Ramzy Ezzeldin, recordó que el texto constitutivo de las Naciones Unidas es claro en relación al principio del respeto de la soberanía e integridad de sus Estados miembros.

El jefe de la delegación gubernamental también se refirió a la decisión de Rusia de retirar la mayor parte de sus fuerzas aéreas de Siria, donde operaban desde septiembre con el objetivo declarado de bombardear posiciones del Estado Islámico y el Frente Al-Nusra.

“La decisión fue tomada de forma conjunta y coordinada por los presidentes de ambos países”, aseguró.

“No fue una sorpresa para nosotros. Rusia, nuestra amiga y aliada, llegó a Siria por una decisión común y su repliegue parcial o total será siempre una acción coordinada con Siria”, sostuvo. EFE

Comentarios de Facebook