Compartir

Rita Barberá  ha anunciado esta mañana en rueda de prensa que aceptará el ofrecimiento del juez para declarar voluntariamente en el caso Imelsa; y ha insistido en que no tiene nada que ocultar. “Voy a colaborar incondicionalmente”, ha declarado.

Eso sí, Rita Barberá sigue defendiendo que no tiene ningún motivo para dimitir. “La alcaldesa no ha dado ningún dinero negro a nadie, ha subrayado. Barberá ha lamentado en rueda de prensa la “imputación global” que se ha hecho del grupo popular municipal por presunto blanqueo de capitales, y ha reivindicado que está “absolutamente de acuerdo” y es “obediente” con los estatutos del partido, que marcan que el momento para dejar el acta es cuando se abre juicio oral.

Respecto a la conversaciones recogidas en el sumario y que han trascendido hoy, en al que concejales del partido hablan de dinero negro, Barberá a argumentado que no quiere entrar en “conversaciones privadas”. Eso sí, ha puntualizado que “una trama de corrupción no son 1.000 euros”.

Barberá ha hecho este anuncio en rueda de prensa un día después de que el titular del juzgado de Instrucción 18 de Valencia le ofreciera esa posibilidad de declarar voluntariamente en la pieza separada que investiga un supuesto blanqueo de capitales en el PP valenciano.

 Barberá ha dicho que colaborará incondicionalmente con la justicia y manifestará ante ella “la verdad” que conoce, y es que no ha contribuido ni ordenado ningún blanqueo de dinero.

Barberá ha confirmado que esta tarde irá al pleno del Senado y ha negado que haya protagonizado un caso de absentismo porque “no ha habido actividad” parlamentaria hasta ahora.