Compartir

El discurso del candidato caldea los ánimos de mucha gente. Pese que lo ocurrido en Ohio no tenga justificar´pon posible. Pero Trump y sus ataques contra los sentimientos étnicos de hispanos y negros y su intención de deportar a 11 millones de indocumentados ha incendiado a gran parte de los ciudadanos. Y en Ohio las cosas se han precipitado. Allí los intentos por boicotear al candidato han continuado. Un detractor de Trump casi lo tira del atril cuando ha intentado llegar hasta él, pero sus guardaespaldas lo han impedido.

Un acto de campaña de Donald Trump, precandidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos, dio un giro inesperado en la ciudad de Vandalia, Ohio, cuando una persona habría intentado subir al escenario para atacarlo.

Trump estaba dando su discurso cuando agentes de seguridad corrieron a protegerlo de un activista que saltó la valla de seguridad y corrió a la parte trasera del escenario para, supuestamente, lanzarle algo por la espalda al magnate.

Una filmación del incidente muestra cómo Trump, de repente, se echa a un lado asustado provocando casi la caída de su atril y cuatro miembros de servicios secretos lo rodean mientras otros custodios se llevan detenido al agresor. Ante esa situación, el público y el propio magnate quedaron en estado de shock.

Pero, además, el video revela un detalle que pasó desapercibido por muchos medios locales: en el mismo instante que el magnate interrumpe su alocución, puede verse que una de las personas entre el público rompe, a modo de protesta, un cartel de la campaña del aspirante republicano.