Compartir

Arantxa Iñiguez

Fráncfort (Alemania), 10 mar (EFE).- El Banco Central Europeo (BCE) ha dejado hoy los tipos de interés en el 0 %, va, incluso, a pagar a los bancos por prestarles dinero e inyectará mucho más dinero en el sistema porque teme que la zona del euro pueda entrar en deflación.

Después de anunciar muchos estímulos monetarios, que nadie había previsto y superaron con creces las expectativas de los mercados, el presidente del BCE, Mario Draghi, dijo hoy en rueda de prensa que las tasas de interés seguirán en un nivel muy bajo durante un periodo de tiempo prolongado y que en estos momentos no cree que vaya a ser necesario reducirlas más.

No obstante, Draghi hizo hincapié en que dependerá de los acontecimientos el volver a bajarlas o no.

El BCE va a insuflar liquidez al sistema financiero en momentos de incertidumbre.

Por primera vez, el BCE va a pagar a los bancos que presten al sector privado, es decir que los bancos podrán refinanciar sus negocios a tasas de interés negativas, con dinero que el instituto central les paga.

El presidente del BCE consideró que la entidad no ha reaccionado de forma exagerada, sino que es “la reacción adecuada a un debilitamiento de las perspectivas de crecimiento y de la estabilidad de precios”.

El BCE ha reducido su tasa de interés rectora en 5 puntos básicos, hasta el mínimo 0 %, es decir que no va a cobrar nada a los bancos por prestarles dinero en las operaciones de refinanciación principales de la zona del euro, las subastas semanales.

Asimismo el BCE ha decidido reducir la tasa de interés de la facilidad marginal de crédito, a la que presta el dinero a un día, en 5 puntos básicos al 0,25 %.

También ha recortado la tasa de interés a los depósitos de los bancos a un día en 10 puntos básicos, hasta el -0,40 %, de modo que va a cobrar más a los bancos por los depósitos.

El BCE aumenta la cantidad mensual de compras de deuda en 20.000 millones de euros, hasta 80.000 millones de euros, y también va a comprar bonos de empresas denominados en euros que tengan grado de inversión.

Además va a prestar a los bancos más liquidez a muy largo plazo, cuatro años -a partir de junio de 2016 y hasta marzo de 2017- a la tasa de interés de la facilidad de depósito, que redujo al -0,40 %.

El BCE prestará inicialmente en estas operaciones al 0 % pero llegará a pagar un 0,40 % a los bancos que hayan prestado suficiente en los dos primeros años al sector privado con efectos retroactivos para el total de la operación.

Estas decisiones responden a una revisión a la baja las previsiones de crecimiento para la zona del euro para este año en tres décimas hasta el 1,4 % y también las de inflación de nueve décimas hasta el 0,1 %, frente a las previsiones anteriores de diciembre.

El BCE pronostica ahora que la zona del euro crecerá en 2017 un 1,7 %, (1,9 % en diciembre) y en 2018 un 1,8 %, con una inflación del 1,3 % en 2017 (1,6 %) y del 1,6 % en 2018.

Esta fuerte revisión a la baja se produce por los riesgos a la baja para el crecimiento global y la caída de los precios del petróleo los últimos meses, según Draghi.

Tras conocerse la decisión, la cotización del euro experimentó fuertes oscilaciones: primero cayó más de un centavo de dólar hasta 1,0850 dólares tras conocerse estas decisiones pero tras la rueda de prensa de Draghi volvió a subir con fuerza y se cambiaba a casi 1,12 dólares.

Las bolsas europeas subieron tras conocer los nuevos estímulos del BCE, especialmente, los títulos del sector bancario, pero cerraron con pérdidas entre el 0,5 % de Milán y el 2,3 % de Fráncfort %.

Draghi señaló que el BCE quiere evitar que se produzcan efectos de segunda vuelta, es decir que bajen los salarios y caigan más los precios.

“Como habíamos temido, el BCE relajó su política monetaria, incluso, más de lo que los participantes del mercado preveían”, considera el economista jefe de Commerzbank, Jörg Krämer.

Esta relajación monetaria beneficiará a los mercados financieros pero hará poco por mejorar el crecimiento y la baja inflación subyacente, añade Krämer. EFE

aia/emm

(audio)

(Más información sobre la Unión Europea en euroefe.euractiv.es)