Compartir

Nueva noche de bloqueo de las negociaciones y de quema de contenedores en Málaga donde, tras diez días de huelga, se acumulan ya 4.000 toneladas de basura.

Una vez que ambas partes se han sentado a la mesa, el comité de empresa se ha reunido en solitario para evaluar el encuentro e intentar encontrar el camino correcto para “desbloquear” la problemática, según ha explicado a Efe el presidente del comité, Manuel Belmonte.

Ha asegurado que quieren acabar con la huelga y ha recalcado queel único mal” que tienen los trabajadores “es el de defender sus derechos”.

Estos encuentros se han producido el mismo día en el que unas 300 personas, entre vecinos y hosteleros, se han manifestado ante el Ayuntamiento para protestar por la huelga indefinida al grito de “no al chantajismo” y en la que se han originado forcejeos entre defensores y detractores del paro.

Con la división entre los que apoyan la huelga de limpieza y los que la rechazan, la capital de la Costa del Sol ha llegado a su noveno día de huelga de basura con más de 4.000 toneladas de residuos sin recoger, aunque el Ayuntamiento ha contratado a una empresa externa que ayer empezó llevar a cabo su labor.

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha manifestado desde Berlín, donde acudía a la Bolsa Internacional de Turismo (ITB), su deseo de que “cuanto antes haya un acuerdo” que ponga fin a esta huelga.

Los hoteleros, por su parte, alertan del “frenazo tremendo” en las reservas para Semana Santa, según confirmó el presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (AEHCOS), José Carlos Escribano.