Compartir

Carmen Jiménez

Lima, 9 mar (EFE).- El economista Julio Guzmán y el empresario César Acuña han quedado fuera de la campaña para la Presidencia de Perú, tras las resoluciones que emitió hoy el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), con lo que se abre un nuevo panorama de cara a los comicios de abril.

El Jurado Nacional de Elecciones (JNE) de Perú declaró hoy infundados los recursos del candidato de Todos por el Perú, Julio Guzmán, segundo en los sondeos, y de César Acuña, de Alianza para el Progreso, con lo que excluyó a ambos.

El pleno de JNE votó por unanimidad la exclusión de Acuña por haber entregado dinero a ciudadanos durante su campaña electoral, lo que está prohibido por ley, mientras que votó por mayoría la impugnación a la candidatura de Guzmán, que cuestionaba el cumplimiento de normas sobre la democracia interna de su agrupación política.

Aunque esas resoluciones del Jurado Nacional de Elecciones han sido adoptadas en última instancia aún se puede interponer un recurso extraordinario de revisión.

El abogado de Alianza para el Progreso, Marco Falconí, ya adelantó que esta agrupación apelará la resolución, mientras que Guzmán anunció el viernes pasado que dará una batalla legal ante instancias nacionales e internacionales para que se acepte su candidatura en base al derecho a la participación política.

La candidatura de Guzmán, que es el aspirante mejor posicionado para disputar la Presidencia de Perú a la favorita Keiko Fujimori, ha permanecido en la incertidumbre desde hace varias semanas tras los distintos fallos en torno a la legalidad del tribunal electoral de su partido.

Tras varias resoluciones contradictorias del Jurado Electoral Especial de Lima, finalmente el pleno del Jurado Nacional de Elecciones decidió excluirlo al considerar que hubo una infracción de las normas de democracia interna en la elección de la lista presidencial de Guzmán.

Con respecto a Acuña, de 63 años, el Jurado Nacional de Elecciones decidió dejarlo fuera de la carrera electoral por una infracción al artículo 42 de la Ley de Organizaciones Políticas por haber entregado dinero a ciudadanos durante su campaña en la región de Piura y el distrito de Chosica.

Acuña, que ha defendido que estas donaciones tuvieron un “carácter humanitario, afronta además denuncias por el presunto plagio de un libro completo y por presuntos plagios en las tesis con las que obtuvo los títulos de doctor en la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y de máster en la Universidad de Lima y en la Universidad de Los Andes de Colombia.

Para el candidato presidencial Pedro Pablo Kuczynski, tercero en los sondeos, el jurado ha dictaminado y ahora tenemos que seguir adelante con la campaña y con nuestras propuestas, mientras que la candidata Verónika Mendoza, del Frente Amplio lamentó la decisión “porque las elecciones se ganan en la cancha, con votos, no en una oficina”.

En opinión de los analistas políticos, los casos de Acuña y Guzmán, que reúnen en conjunto más de un 20% de la intención de voto, son diferentes y su exclusión de los comicios tendrán una distinta repercusión.

En el caso de Guzmán, las opiniones se dividen entre los que creen que debe quedar fuera de la carrera electoral porque la ley debe ser igual para todos y los que consideran que no debe ser excluido por un asunto administrativo y que tienen que ser los ciudadanos en las urnas los que decidan.

En declaraciones a Efe, el analista político Fernando Tuesta consideró que lo de Acuña es “más difícil de defender” mientras que lo de Guzmán “sí es interpretable”, aunque señaló que “en general no cree que se deba excluir a nadie” salvo que un candidato ” no cumpla con los requisitos constitucionales establecidos”.

Para Tuesta, aunque varios sectores van a hablar de “fraude” a raíz de estas resoluciones, él no cree que “constituyan un fraude” , sino que pone de manifiesto que las leyes electorales están mal y el Congreso no quiso cambiarlas por lo que en algún momento “tarde o temprano iba a reventar”.

Sobre el nuevo escenario que se abre con la salida de Guzmán y Acuña, Tuesta consideró que la mayor beneficiaría será Keiko Fujimori porque se va a distanciar más de sus inmediatos competidores.

A un mes de las elecciones, según la última encuesta divulgada el lunes, Keiko Fujimori, hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori, tiene un 34% de la intención de voto mientras que Guzmán un 16,6 por ciento, y César Acuña, estaba en sexto lugar con un 3,6%. EFE

cjn/cho