viernes, 25 septiembre 2020 18:13

Biden condena ataques palestinos y la falta de condena por sus líderes

Jerusalén, 9 mar (EFE).- El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, de visita en Israel y Palestina, condenó hoy los recientes ataques de palestinos contra israelíes, en uno de los cuales fue asesinado ayer un ciudadano estadounidense, así como la falta de condenas por parte del liderazgo palestino al respecto.

“Estados Unidos de América condena estos ataques y condena el que no se condenen estos ataques. Esto no puede convertirse en un 'modus operandi' aceptable. Esto no puede verse por parte de líderes civilizados como una forma apropiada”, manifestó tras reunirse hoy en Jerusalén con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

La visita de Biden coincide con un repunte de la violencia en la región, con cuatro ataques de palestinos contra israelíes el martes, en uno de los cuales fue asesinado un estadounidense, y otros dos más esta mañana en Jerusalén y Qalqilia, en el territorio palestino ocupado de Cisjordania.

El funcionario de la Casa Blanca, que visita la región acompañado por su mujer y tres de sus nietos, dijo que “el tipo de violencia que vimos ayer, el fracaso a la hora de condenarla, la retórica que instiga a la violencia, la retribución que eso genera, debe cesar”.

En una rueda de prensa conjunta con Netanyahu tras su encuentro, Biden recalcó que anoche su familia cenaba en un restaurante cercano a la playa de Tel Aviv “no muy lejos de donde ocurrió” el ataque, en el que un palestino asesinó a puñaladas a un estadounidense, Taylor Forth, e hirió a otras diez personas, una de ellas de gravedad.

“Lo que ocurre puede pasar en cualquier momento en cualquier lugar” dijo, y recordó que el estadounidense muerto “sirvió dos veces (en las Fuerzas Armadas), una en Afganistán y otra en Irak” y tenía un “brillante futuro” por delante.

Tras su encuentro con Netanyahum, Biden se entrevistó también en Jerusalén con el presidente israelí, Reuvén Rivlin, después de hacerlo anoche en Tel Aviv con su predecesor en el cargo, Simón Peres.

A última hora de la tarde tiene previsto desplazarse a la ciudad cisjordana de Ramala para verse con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, con quien abordará entre otros asuntos la situación de estancamiento del proceso de paz entre israelíes y palestinos, que parece alejar definitivamente una solución de dos estados para ambos pueblos.

“El 'statu quo' debe romperse en algún momento, en lo relativo a la solución de dos estados. Incluso aunque pueda ser difícil ver el camino continuamos apoyando a todas las partes para que adopten pasos para dirigirse hacia el camino de la paz”, manifestó Biden en la comparecencia conjunta con Netanyahu.

Sus palabras parecen arrojar un tímido respaldo a esa solución al conflicto palestino-israelí por parte de la Administración estadounidense que, no obstante, ha reconocido que no se logrará un avance significativo en este campo en lo que resta de mandato del presidente Barack Obama.

Netanyahu, por su parte exhortó a la comunidad internacional a condenar y a sumarse a “la lucha contra el terrorismo”, para la que consideró que “todas las sociedades civilizadas deben estar unidas”.

El jefe del gobierno israelí censuró la “instigación persistente en la sociedad palestina, que glorifica los asesinos de gente inocente, así como los llamamientos a un estado palestino que no viva en paz con Israel, sino que lo reemplace”.

Aunque no se refirió explícitamente al paquete de asistencia militar que Israel y Estados Unidos negocian desde finales de 2015, insistió en que “América e Israel son más fuertes cuando trabajan juntos”.

El Gobierno israelí aspira a incrementar el monto actual de 3.000 millones de dólares anuales hasta los 5.000, como compensación por el pacto nuclear impulsado por Washington y firmado el pasado año entre Irán y cinco potencias internacionales.

La Casa Blanca, sin embargo, estaría ofreciendo un incremento de 500 millones de dólares anuales, según la prensa especializada.

La visita de Biden coincide con un repunte ayer de la ola de violencia que vive la región y que en los últimos cinco meses y medio ha dejado 192 palestinos muertos -dos tercios de ellos fallecidos al perpetrar o intentar perpetrar ataques contra israelíes y el resto en enfrentamientos con fuerzas de seguridad- y 30 israelíes, tres extranjeros y un palestino víctimas de esas agresiones. EFE

db/aca/rml

(audio) (foto) (vídeo)