Compartir

 El PSOE no acudirá a la reunión a cuatro propuesta por Podemos para el próximo miércoles, junto con IU y Compromís, debido a que la formación de Pablo Iglesias no acepta que a ese encuentro acuda también Ciudadanos, han informado fuentes socialistas.

El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, ha trasladado esta postura a su homólogo de Podemos, Iñigo Errejón, quien le ha telefoneado esta tarde para invitarle a la reunión de los cuatro partidos de izquierda.

Hernando ha comunicado a Errejón la decisión tomada el pasado sábado por los equipos de negociación del PSOE y Ciudadanos de que irán juntos a cualquier foro en el que se discuta la formación de gobierno.

También le ha transmitido que el acuerdo de investidura entre PSOE y Ciudadanos en favor del candidato socialista, Pedro Sánchez, al que se incorporó el pasado viernes Coalición Canaria, “sigue plenamente vigente”, pese a que no prosperó al sumar solo 131 diputados.

Ante las explicaciones de Hernando, Errejón le ha hecho ver que “la invitación era únicamente individual para el PSOE”, según las fuentes.

La reunión a cuatro, que incluye a las confluencias En Comú Podem y En Marea, fue promovida hoy por Podemos con la intención de reanudar los contactos para intentar formar un gobierno de izquierda.

Este foro se reunió en dos ocasiones a iniciativa del líder de IU, Alberto Garzón, pero Podemos rompió las negociaciones tras el pacto sellado entre PSOE y Ciudadanos el pasado 24 de febrero.

El PSOE lamenta que Podemos fuera “el último partido en sentarse a negociar y el primero en abandonar la mesa de diálogo” y “lamenta la oportunidad perdida en las dos votaciones de investidura para tener ya un gobierno de cambio”, añaden las fuentes.

Los socialistas remarcan su deseo, compartido con Ciudadanos, de “ampliar y sumar nuevos apoyos al acuerdo reformista y de progreso que puede poner punto final” a la etapa de gobierno de Mariano Rajoy.

Pese a las posiciones encontradas, el PSOE confía en que Podemos, Compromís, IU y PNV “quieran sumarse con sus aportaciones al acuerdo y a la mayoría de cambio” entablado con los de Albert Rivera.

El PSOE cree que aún hay margen para lograr un consenso, puesto que el plazo antes de que se convocase nuevas elecciones acaba el 2 de mayo.