Compartir

Veintitrés provincias de diez comunidades autónomas están en alerta por viento fuerte y nevadas, que dejarán espesores de 15 a 20 centímetros en puntos de Galicia, Asturias, Cantabria, Castilla y León y Pirineo catalán.

Según informa la Agencia Estatal de Meteorología en su página web, Asturias mantiene alerta naranja por fenómenos costeros, con olas de hasta seis metros, y por nieve en cotas inferiores a los 800 metros.

También hay alerta naranja en el litoral de Cantabria, donde las olas podrían alcanzar los cinco o seis metros, y alerta amarilla por nieve en torno a los 600-700 metros, que subirá en las horas centrales del día hasta los 800.

En Galicia hay alerta naranja por fenómenos costeros en A Coruña y Lugo, con olas de cinco a seis metros, mientras que la nieve pone en alerta amarilla a Lugo y Orense, donde nevará en cotas de 600 a 700 metros y en torno a los 800 en las horas centrales.

Navarra mantiene la alerta amarilla por nevadas en cotas inferiores a los 700 metros, así como en el País Vasco, donde nevará a 500 metros al final del día en Vizcaya y Guipúzcoa.

Alerta amarilla también en seis provincias de Castilla y León, con nieve en torno a los 600-800 metros en Burgos, León, Palencia y Zamora y de 900 a 1.000 metros en Ávila y Segovia.

Las costas de Almería, Granada y Melilla registrarán fenómenos costeros con olas de tres metros y alerta amarilla, así como el litoral de Cataluña.

Nevará también en puntos del Pirineo catalán, en cotas que bajarán hasta los 800 metros por la mañana y subirán hasta los 900-1.000 metros al final del día.

La Aemet avisa de que con la alerta naranja existe un riesgo meteorológico importante, fenómenos meteorológicos no habituales y con cierto grado de peligro para las actividades usuales, y con la amarilla no existe riesgo meteorológico para la población en general, aunque sí para alguna actividad concreta.