Compartir

Madrid, 4 mar (EFE).- El candidato a la investidura, Pedro Sánchez, ha intentado hasta el último momento conseguir el apoyo de Podemos: “No esperemos más, voten sí al cambio”, les ha pedido, tras defender que su proyecto del “gobierno del bien común” es la “única alternativa a la España de la injusticia y la desigualdad”

En su intervención en el Congreso antes de la segunda votación de su investidura, el líder socialista ha argumentado que ese gobierno, “basado en el bien general y el sentido común”, sólo es posible a través de “pactos transversales” sobre la base de su acuerdo con Ciudadanos, a los que se ha mostrado abierto a llegar en las próximas semanas.

Para Sánchez un “nuevo gobierno del cambio” tendrá que reunir tres condiciones: surgir del acuerdo, reunir a partidos de ideologías distintas y contar inevitablemente con el PSOE.

Tras insistir en su llamamiento a Podemos y otras formaciones de izquierdas para que “las políticas del cambio empiecen a ser efectivas ya”, ha conminado a sus representantes a responder “si quieren un acuerdo, sí o no”, “si quieren impedir que haya nuevas elecciones generales, sí o no” y “si quieren evitar que Rajoy siga siendo presidente, sí o no”.

“Con un solo voto podemos cambiar de la noche a la mañana la política en España”, ha presionado Sánchez hasta el final, en un discurso en el que ha recordado que el PSOE apoya en ayuntamientos y comunidades la formación de gobiernos con “fuerzas de izquierda, de centro y de derechas” con la única exigencia que el “respeto” y la “confianza” mutuos.

Tal y como hizo en sesiones anteriores, Sánchez ha desgranado las medidas más sociales y regeneradoras del 'acuerdo para un gobierno reformista y de progreso' que ha suscrito con Ciudadanos y se ha mostrado convencido de que son compartidas por la mayoría de los 350 diputados que defiende un nuevo gobierno.

“La mayoría de ustedes están de acuerdo con estas medidas, pero van a votar que no”, les ha reprochado, al tiempo que ha remarcado que el acuerdo con Ciudadanos es “coherente con los principios del socialismo democrático”.

El candidato socialista, que ha sido recibido por aplausos de sus filas a su llegada al hemiciclo, ha vuelto a acusar al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, de haber sumido a España en una situación de “incertidumbre y bloqueo” por haber rechazado el mandato del Rey para intentar formar gobierno.

Frente a la “falta de responsabilidad” de Rajoy, Sánchez ha reivindicado que él aceptó el encargo de Felipe VI “consciente de poder contribuir a solventar el problema a partir de mañana” y que así “todo volverá a funcionar con normalidad democrática”.

A este respecto, ha llamado a los españoles a pensar “qué hubiera ocurrido en España si el PSOE hubiera seguido la irresponsable conducta del PP”.EFE

lr-cpg-cor/jrr