Compartir

Madrid, 4 mar (EFE).- La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha dicho hoy que al debate de investidura se debe ir con un acuerdo cerrado para que salga adelante y no para abrir la campaña electoral, al tiempo que ha llamado a la reflexión a todos los partidos para evitar que se repitan elecciones.

“Nosotros no vamos a los debates de investidura a abrir campañas electorales, otros no sé”, ha zanjado en rueda de prensa para informar de la reunión del Consejo de Ministros. “Los debates no son el escenario para buscar acuerdos”, ha rematado.

Ha contestado en esos términos al ser preguntada sobre si el presidente del Gobierno en funciones y del PP, Mariano Rajoy, está dispuesto a ser candidato a la investidura después de que previsiblemente el aspirante socialista, Pedro Sánchez, fracase hoy también en la segunda votación.

Sáenz de Santamaría ha subrayado que nunca se había ido a una investidura sin tener los apoyos necesarios, en primera o segunda votación, después de hacer hincapié en que el PP defiende el gobierno de gran coalición con el PSOE, partido al que ha considerado la “clave” para que haya un ejecutivo estable.

Rajoy, ha recordado, siempre ha manifestado su intención de formar Gobierno, lo que pasa por el apoyo del PSOE, con una u otra fórmula, y en ese camino es en el que van a seguir trabajando.

“Lo indispensable es el apoyo del PSOE”, ha remachado para responder a la pregunta de si el PP buscará el respaldo de Ciudadanos cuando previsiblemente fracase Sánchez y argumentar que la “clave” es la abstención o el voto afirmativo de los socialistas, al margen de que fuera bueno un acuerdo lo más amplio posible.

Según ha recalcado, “la suma de PP y Ciudadanos da lo que da”, es decir, 163 escaños.

Durante su comparecencia, ha insistido en varias ocasiones en la necesidad de acudir a un debate de investidura cuando se tiene un acuerdo cerrado, y no como ha ido Sánchez, con un pacto con Ciudadanos que sólo suma 130 diputados.

“A las votaciones de investidura yo soy de las que considero que debe irse con un acuerdo ahormado”, ha reiterado.

Un acuerdo que el PP no buscará en ningún caso con la “extrema izquierda” ni con los independentistas, según Sáenz de Santamaría: “Nuestra capacidad de formar Gobierno pasa por los socialistas y a ellos es a los que apelamos”, ha agregado después de apuntar que si el propio Sánchez admite que no hay una mayoría de izquierdas, la “posibilidad lógica, la que suma” es explorar la vía de la gran coalición.

En este escenario ha hecho un llamamiento a la reflexión a todas las fuerzas políticas para que en estos dos meses que hay por delante, hasta que se convoquen elecciones si no hay nuevo Gobierno, hagan todos los “esfuerzos” para evitar que haya comicios el 26 de junio.

“Se abre un periodo de dos meses en el que las aguas tendrán que volver a su cauce”, ha señalado como expresión de deseo de que los partidos trabajen con el fin de dar a los ciudadanos “una solución hecha” y no tener que citarles de nuevo en las urnas.

También ha vuelto a argumentar la imposibilidad de que el PP avale el pacto entre el PSOE y Ciudadanos en el hecho de que supone prácticamente una derogación de la labor del Gobierno de Rajoy en los últimos cuatro años.

“No se le puede pedir a alguien que destruya toda su obra. Además, se trata de construir en la diferencia, no de destruir”, ha apostillado.EFE

ess-bgo/jdm