Compartir

Madrid, 2 mar (EFE).- El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha ofrecido hoy a Democrácia i Llibertat (DiL) “hablar de todo” y buscar un nuevo encaje para Cataluña dentro de la Constitución siempre que dé marcha atrás en sus aspiraciones independentistas y que sea dentro de la ley.

Sánchez ha tendido la mano a la candidatura de Convergencia durante el debate mantenido en la sesión de investidura en el hemiciclo del Congreso con el portavoz de DiL, Francesc Homs, quien ha confirmado su voto contrario para que sea presidente.

El líder del PSOE ha lamentado la postura de DiL y que se escude en el referéndum en Cataluña para justificar el rechazo a que haya un gobierno de cambio.

Según Sánchez, es paradójico que Convergencia vuelva a defender el referéndum, al igual que Podemos, cuando los independentistas creen que “esta pantalla” está superada.

“Están utilizando de nuevo la consulta como espantajo o señuelo para no apoyar y no propiciar que se pueda lograr un gobierno”, ha criticado a Homs, al que ha reiterado que no está dispuesto a que la gobernabilidad de España descanse en los independentistas catalanes.

El candidato socialista ha dicho no compartir “la conversión al independentismo” de Convergencia, al que ha instado a abandonar “todo deseo rupturista unilateral” y “reconocer el error” de la deriva soberanista.

“Está en su mano. Si está esperando a que el PSOE rompa con la soberanía nacional, ya le digo que no es el camino”, ha sentenciado Sánchez pese a admitir que la aspiración a la secesión es “legítima siempre que sea dentro de la legalidad y la Constitución”.

No obstante, ha ofrecido a DiL que “si tiene a bien revisar su posición y situarse de nuevo del lado de la legalidad democrática”, el PSOE “está dispuesto a hablar de todo”, entre ello, de una reforma de la Constitución.

“Fuera de la ley, no hay nada, solo el arbitrio del más fuerte”, ha aseverado.

Como prueba de la buena voluntad y de que el PSOE está dispuesto a frenar “el ímpetu recentralizador” del PP, Sánchez ha reiterado su oferta, si llega a la Moncloa, de resucitar el diálogo con la Generalitat, convocando la comisión bilateral y negociando los 23 puntos del documento que el expresident Artur Mas entregó a Mariano Rajoy en julio de 2014.

De esas demandas, Sánchez ha considerado justificado que se revise el objetivo de déficit de Cataluña, que se incrementen las inversiones y que se paralice la Lomce.

También destinar más fondos al sistema sanitario catalán, si bien ha dejado claro a Homs que el modelo por el que han apostado los independentistas “es justo el contrario” al que defiende el PSOE.

La otra oferta que ha hecho Sánchez ha sido la reforma de la Constitución para avanzar hacia un esquema federal.

“Tenemos la voluntad, la determinación y la valentía de tender puentes con la Generalitat y abrir el proceso de diálogo y reforma”, ha insistido el candidato socialista.

Sánchez ha recordado que en las pasadas elecciones autonómicas, los independentistas perdieron el plebiscito, por lo que ha considerado innecesario otra consulta para que los ciudadanos se vuelvan a pronunciar. EFE

cpg/emc