Compartir

Madrid, 29 feb (EFE).- A poco más de 24 horas del debate de investidura, el candidato socialista, Pedro Sánchez, ha hecho una nueva oferta a los partidos de izquierdas -Podemos, En Comú Podem, En Marea, Compromís e IU-UP- para evitar que voten en contra. “No me resigno a que las fuerzas del cambio no sumen”, ha dicho.

Sánchez ha anunciado su oferta en el Comité Federal del PSOE y después ha enviado a esas formaciones políticas un documento diferenciado en función de las reivindicaciones y propuestas programáticas de cada uno.

Tras señalar que su oferta a las “fuerzas progresistas del cambio” es “coherente” con el acuerdo que ha firmado con Ciudadanos, ha defendido que va “mucho más allá en las acciones y políticas de izquierda que el país necesita”.

Ante los miembros del Comité Federal, que han ratificado sin apenas voces discrepantes el acuerdo con Ciudadanos, Sánchez ha asegurado que su oferta a la izquierda refuerza las medidas de emergencia social, la recuperación de derechos laborales, la lucha contra la corrupción, la regeneración democrática, la igualdad de oportunidades y de género, la transición energética, el cambio climático y la política de asilo y de refugiados.

“Por nosotros no va a ser. No renuncio a que España siga en funciones y siga siendo Rajoy el presidente. No me resigno a que las fuerzas del cambio no sumen para que esta semana tengamos por fin un gobierno del cambio y de progreso”, ha recalcado.

Con este nuevo intento, el candidato socialista persigue a contrarreloj que Podemos vuelva a la mesa de negociación, mientras los suyos presionan al partido de Pablo Iglesias para que sea consciente de que, si la investidura de Sánchez no sale adelante el día 5 -en la segunda votación- puede ser Rajoy el que se “perpetúe”.

“No hay nada que vaya a estar el día 6 que no esté el día 4”, han garantizado fuentes cercanas a Sánchez, que advierten que “quienes estén jugando al día 6 se pueden equivocar”, porque entran en unos “tiempos que no pueden controlar”.

En ese marco, el Comité Federal ha ratificado el acuerdo de gobierno suscrito por Sánchez con Ciudadanos y su política de pactos, con el voto a favor de todos los asistentes excepto los dos representantes de la corriente Izquierda Socialista (IS), José Antonio Pérez Tapias y María José Sáez.

La presidenta andaluza, Susana Díaz, ha avalado al líder del PSOE para que siga “manteniendo el diálogo” con Podemos y las otras formaciones progresistas, porque “España merece un gobierno del cambio”, ha dicho a su llegada al cónclave, en el que no ha tomado la palabra y en el que ha permanecido menos de una hora.

Apenas ha habido debate en la reunión, que ha durado hora y media y en la que solo han intervenido diez miembros, frente a los 30 o 40 de las últimas que ha celebrado este órgano.

Entre los que han tomado la palabra, dos lo han hecho con posiciones críticas, uno de ellos el presidente de la Diputación Provincial de Jaén, Francisco Jaén, que ha defendido el papel de esas instituciones, cuya supresión forma parte del pacto con Ciudadanos.

El otro ha sido José Antonio Pérez Tapias (IS), para quien la “tensión de un pacto bifronte”, donde un firmante mira hacia el PP y otro hacia Podemos, traslada a la ciudadanía la imagen de una “estrategia errática”.

A la cita no han acudido ni el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández-Vara, ni el valenciano Ximo Puig, ni la balear Francina Armengol.

El acuerdo que ha avalado el Comité Federal fue apoyado previamente por las bases del partido en la consulta no vinculante de este fin de semana, en la que participaron más del 51 % de los militantes y el 79 % votaron que sí. EFE

lr-cpg-BB-jui/agc