Compartir

Sánchez ha hecho este anuncio en su intervención ante el Comité Federal del PSOE, reunido para ratificar su acuerdo con Ciudadanos y su política de pactos en la sede de Ferraz en víspera de la primera sesión de investidura en el Congreso.

El líder socialista ha subrayado que la oferta a Podemos, IU y Comprimís “va a ir mucho más allá de aquellas políticas de izquierda que merecen los españoles”. ¿Cómo lo hará? El plan reforzará las medidas de emergencia social y “toda la acción del mercado laboral y la recuperación de los derechos laborales”.

También incluirá nuevas medidas en lo relativo a la lucha contra la corrupción, la regeneración democrática, la igualdad de oportunidades, la igualdad de género, la transición energética, el cambio climático y la política de asilo y de refugiados.

“Por nosotros no va a ser. No renuncio a que España siga en funciones y siga siendo Rajoy el presidente. No me resigno a que las fuerzas del cambio sumen para que esta semana tengamos por fin un gobierno del cambio y de progreso”, ha asegurado Sánchez.

Sánchez ha confesado que “le gustaría formar un gobierno de izquierda“, pero ha reiterado que “la suma no da” y que por eso ha sido preciso pactar con Ciudadanos.“Necesitamos a todas las fuerzas del cambio para que estén en ese nuevo tiempo”, ha insistido el secretario general.

La primera votación para ver si Sánchez es presidente tendrá lugar este miércoles y si no consigue la mayoría absoluta, habrá una segunda el viernes o el sábado en la que es precisa la mayoría simple para ser investido.