sábado, 8 agosto 2020 5:44

Principales partidos del PE apoyan pacto con Londres para evitar el “Brexit”

Bruselas, 24 feb (EFE).- Las grandes familias políticas del Parlamento Europeo (PE) respaldaron hoy el acuerdo alcanzado entre el Consejo Europeo y el Reino Unido el pasado viernes, aunque reconocieron que incluye concesiones polémicas en el aspecto social que se han aceptado para intentar evitar que el país salga de la UE.

El presidente del Partido Popular Europeo (PPE), Manfred Weber, consideró “positivo que haya habido un resultado” en la cumbre, y dijo que su grupo lo apoya y quiere que el Reino Unido se quede en la UE, al tiempo que aseguró que será un “socio honrado para la aplicación de todos estos cambios”.

“Si votan que no (los británicos) creyendo que luego se puede mejorar el resultado de lo negociado, que sepan que no. Los resultados están sobre la mesa, no va a haber ninguna renegociación”, aseguró.

Por su parte, el líder de los socialdemócratas (S&D) en el Parlamento Europeo (PE), Gianni Pittella, dijo que el Reino Unido debe quedarse en la UE porque lo contrario sería “un salto al vacío con consecuencias desastrosas para los británicos”.

El jefe de las filas conservadoras y reformistas (ECR) de la Eurocámara, el conservador británico Ashley Fox, incidió en que el acuerdo con Londres “garantiza el estatus especial del Reino Unido”, así como su voluntad de no sumarse nunca al euro ni avanzar hacia una mayor integración política.

“No queremos ser parte del proyecto político europeo, pero sí queremos que el Reino Unido siga teniendo un papel en la UE sin ser discriminado”, subrayó, y aclaró que apoyará la campaña por la permanencia en la Unión.

El presidente del grupo de los liberales (ALDE), Guy Verhofstadt, dijo que “estamos ante una pelea de gallos impresionante” entre los conservadores británicos, y abogó por aprovechar este acuerdo para lograr que la UE funcione.

“No tengo nada en contra de dar un trato especial al Reino Unido si (el país) consiente la próxima vez que queramos ir más allá en nuestra integración para resolver crisis como la actual de los refugiados”, añadió.

La presidenta de la Izquierda Unitaria (GUE/NGL), Gabi Zimmer, lamentó que la última cumbre europea se centrase sobre todo en la cuestión británica cuando sigue habiendo miles de refugiados llegando a Grecia.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, subrayó al respecto la importancia de trabajar junto a Turquía para reducir el flujo de refugiados hacia Europa, para lo que anunció una cumbre entre los 28 y Ankara el próximo 7 de marzo en Bruselas.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, insistió por su parte en que la crisis migratoria necesita una respuesta europea, y criticó “el egoísmo nacional” que impide hacerlo.

La copresidenta de los Verdes europeos en el Parlamento Europeo (PE), Rebecca Harms, dijo por su parte que los Veintiocho aprobaron el pacto con Londres porque vieron que se acercaban al “abismo”, y confió en que este paso les ayude a los británicos a reconocer lo que tienen por estar en la UE.

El copresidente del grupo Europa de la Libertad y de la Democracia Directa, el líder del UKIP Nigel Farage, aseguró que no se trata de un acuerdo vinculante porque aún tiene que proponerse legislación secundaria para desarrollarlo, y que debe aprobar el PE.

“¿Esta cámara apoyará la excepción británica? Está claro que no va a ser el caso. Por tanto ese acuerdo no es vinculante de ninguna manera”, argumentó.

No obstante, Tusk aseguró que el acuerdo es “conforme a los tratados y no puede ser anulada por la Corte de Justicia europea”, aunque reconoció que sólo entrará en vigor si el pueblo británico vota quedarse.

La presidenta del ultraderechista Frente Nacional (FN) francés, Marine Le Pen, consideró que el referendo británico “está justificado”, y dijo que muestra la “vitalidad de la democracia británica”, al tiempo que deseó que a través de esta votación el pueblo británico pueda decidir y recuperar su libertad.

El eurodiputado socialista español Enrique Guerrero explicó que su partido apoya una “UE fuertemente integrada que respete todos y cada uno de los derechos sociales”, mientras que el 'popular' Esteban González Pons reconoció que el acuerdo con el Reino Unido “no es el que queríamos, pero era el único posible”.

“Hemos cedido todos para no perder todos, pero no es una buena noticia. Representa un paso atrás”, admitió.

Juncker replicó en el pleno que “el primer ministro británico ha obtenido lo máximo que podía obtener y los otros Estados miembros le han ofrecido lo máximo que le podían ofrecer”, por lo que consideró que el acuerdo es “justo y equilibrado”. EFE

mrn/cae/ie

(foto) (audio) (vídeo)

(Más información del Parlamento Europeo en www.euroefe.com)

Artículos similares