Compartir

Después de haber recorrido miles de kilómetros pasando penurias de todo tipo para que la guerra de sus países no les mate, estos refugiados tuvieron que soportar el vergonzoso recibimiento que les hizo un grupo de ultra derecha alemán a grito de “nosotros somos el pueblo” o “fuera extranjeros” en Döbeln, una ciudad de Sajonia

Las personas que iban en el autobús, muchas de ellas niños y niñas, rompieron a llorar atemorizadas por las personas que les gritaban e increpaban desde fuera. No solo eso, sino que también les pintaron cruces gamadas en las paredes del asilo al que acudían en la misma ciudad. Hasta un total de entre 30 y 40 personas protagonizaron la terrible escena en la que también se puede ver una pancarta en la que escriben un lema en contra de los refugiados.

El vídeo fue publicado en una página a la que ya ha bloqueado Facebook por racismo, en la que se podía leer “miles de millones se van al extranjero. Millones de refugiados vienen a Alemania, mientras que miles de alemanes viven en la pobreza. Nosotros nos rebelamos y decimos no”

Sin embargo, muchos son los alemanes que han rechazado esta actitud y han lanzado mensajes defendiendo a los refugiados y asegurando que no todos son así.