Compartir

Rita Maestre se enfrenta a una petición de un año de cárcel por su participación en una protesta por la laicidad de la universidad. Durante aquel acto, celebrado en 2011, la ahora portavoz del Gobierno en el Ayuntamiento de la capital irrumpió junto con una decena de personas en la capilla del campus de Somosaguas. Según el relato de la Fiscalía, Rita Maestre se desnudó de cintura para arriba junto con otras jóvenes, invadieron el altar con carteles del Papa con la esvástica y entonaron cánticos y gritos, como vamos a quemar la conferencia episcopal“, “el Papa no nos deja comernos las almejas“, “menos rosarios y más bolas chinas“, “contra el Vaticano poder clitoriano“.

A Rita Maestre, se le acusa de vulnerar el artículo 524 del código penal, comete delito contra los sentimientos religioso quien “en templo, lugar destinado al culto o en ceremonias religiosas ejecutare actos de profanación en ofensa de los sentimientos religiosos legalmente tutelados“.

Por su parte, Rita Maestre ha defendido siempre que se trató de una protesta pacífica que además no se produjo en contra de una religión en concreto, sino como denuncia del uso del espacio publico para uso religioso en un Estado supuestamente aconfesional.

En un comunicado difundido por las redes sociales el mes pasado asegura que su actitud no fue “en ningún caso amenazante” y asegura mantener sus convicciones respecto a la necesaria separación de Iglesia y Estado. Por cierto que Maestre niega tanto haberse desnudado como haber proferido las proclamas que sostiene la Fiscalía. Nunca he hecho unas declaraciones semejantes, me molestan particularmente y si alguien lo sostiene tiene que demostrarlo“.