Compartir

La Policía ha detenido al dueño de Vitaldent, Ernesto Colman Mena, y a su vicepresidente, Bartolo Conte, en una operación que está desarrollando la UDEF desde primera hora de la mañana contra estas clínicas dentales de la franquicia en varias zonas de la Comunidad de Madrid, según apuntan varios medios. 

Después de varios años de investigación, los agentes han procedido a la detención de estos empresarios y varias personas más, tal y como apuntan algunas fuentes, por delitos contra la Hacienda Pública, de blanqueo de capitales, falsedad y estafa. Las autoridades están registrando varios edificios, entre los cuales se encuentran las oficinas centrales de Vitaldent en Las Rozas. 

La operación comenzó por varias denuncias de franquiciados, lo cual puso en el punto de mira al empresario Colman por crear una 'caja B' que podría haber ido a paraísos fiscales, donde creen que tiene oculta parte de su fortuna, según apunta El Español. 

En España hay entre 400 y 500 clínicas dentales Vitaldent, con una facturación que ronda los 500 millones de euros. Ernesto Colman se encuentra en la lista de las principales fortunas del país. De momento, no se tiene previsto cerrar los locales.