miércoles, 30 septiembre 2020 9:16

Esperanza Aguirre defiende a sus exconsejeros imputados en la Púnica

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha dicho que los casos de corrupción “no deben quedar impunes”. En ese sentido, ha explicado: “Vengo con el deseo de colaborar al esclarecimiento de todos los casos de corrupción que se hayan podido producir en la Comunidad de Madrid”. Aguirre ha hecho estas declaraciones a la entrada de la comisión de investigación sobre corrupción política de la Asamblea de Madrid, después de que en la tarde de ayer se pusiera en marcha otra operación contra la trama Púnica que afecta al PP de Madrid. Entre otros, efectivos de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, por orden del juez Eloy Velasco, registraron la vivienda del que fuera gerente del PP Beltrán Gutiérrez Moliner y de Javier López, yerno de Villar Mir. La sede de Génova 13 también recibió la visita de la UCO, donde los agentes han revisado el ordenador que utilizó el propio Moliner cuando trabajó en el PP.

Aunque su comparecencia estaba prevista sobre las 13:30, la presidenta del PP de Madrid ha llegado al Parlamento regional a primera hora de la mañana, alrededor de las 8.30.

Aguirre venía preparada, tal y como ha expresado para el “linchamiento” por parte del PSOE y Podemos. De hecho, a las preguntas de Ramón Espinar, diputado en la Asamblea de Madrid (Ahora Madrid), le ha contestado con los casos que han tenido sin haber llegado todavía al poder: “Uno de sus dirigentes ha estado ganado 1.800 euros al mes por ir a una Universidad a la que no ha asistido ni un solo día”, ha afirmado, al tiempo que se ha referido al “señor Monedero” que “ha cobrado 420.000 euros por hacer un estudio sobre una moneda común en los países de Latinoamérica, asunto del que lo desconoce todo y luego la UDEF ha estado investigando qué han hecho con los millones de euros que han venido de Irán“.

En cuanto a los casos que están saliendo en su partido, Aguirre ha afirmado que, “todos unidos como representantes de los ciudadanos madrileños en este caso tenemos que hacer todo lo que esté en nuestra mano para esclarecer todos esos casos porque a mi juicio la inmensa mayoría de políticos no son corruptos y lo que hace falta es juzgar, condenar si son culpables y hacer que devuelvan lo que han robado los demás”. En este sentido, ha asegurado que mantiene su confianza en el exconsejero de Asuntos Sociales, Salvador Victoria, y la exconsejera de Educación, Lucía Figar, “hasta que no se demuestren los hechos delictivos de los que se les acusa”.

Y por si había alguna duda, la presidenta del PP madrileño ha afirmado que no le ha llamado nadie de la dirección nacional, pero se siente “respaldada”.