Compartir

El expresidente de Baleares, Jaume Matas, declara esta mañana como imputado en el caso Nóos acusado de un delito continuado de malversación de caudales públicos. Las declaraciones que ha habido hasta ahora en el juicio han puesto a Matas en dificultades al apuntar a que la decisión de contratar directamente con la empresa de Urdangarín, saltándose los procedimientos de concurso público, partía directamente del ex presidente.

La comparecencia de Jaume Matas se producirá a primera hora, está prevista a las 9.15. Se espera que Matas admita los hechos en virtud de un acuerdo con la Fiscalía con el que rebaja la petición de pena a la que se enfrenta, inicialmente de 11 años. Estos acuerdos abarcarían también causas relacionadas con otros casos de corrupción en los que todavía está siendo investigado.

Jaume Matas, que ya tiene dos condenas a sus espaldas, se verá también condicionado por las confesiones que han realizado esta semana el exdirector general de Deprotes del Govern José Luis 'Pepote' Ballester, el exgerente de la Fundación Ilesport Gonzalo Bernal, el exgerente del Instituto Balear de Turismo (Ibatur), juan Carlos Alía, y el exasesor jurídico tambén de Ibatur, miguel Ángel Bonet.

Todos ellos han delatado el papel de Matas como máximo responsable de la adjudicación al Instituto Nóos y Nóos Consultoría Estratégica la celebración de los dos Illes  Baleares Forum; además del seguimiento de la repercusión del equipo ciclista o de material promocional de Illes Blaeares. En total más de 2,6 millones de euros desviados de forma irregular de los fondos públicos.