viernes, 25 septiembre 2020 16:22

Derrota histórica en New Hampshire de Clinton ante Sanders con casi 20 puntos de diferencia

En los últimos 60 años, ningún candidato demócrata ha quedado segundo en unas primarias en New Hampshire por un margen tan grande como el que Bernie Sanders le sacó a Clinton en 60 años. La derrota en estas primarias y el estrecho triunfo en Iowa por un 0,2% recuerdan a Hillary Clinton que tendrá que sudar par llevarse la nominación. Y eso implica, además, que los demócratas podrían tener un candidato final a la Casa Blanca que causa muchísimo rechazo en los estados que se definen sociológicamente como los EE.UU reales, aquellos del sur y del Medio Oeste con gra npoblación republicana, conservadora y religiosa. 

Según el diario El Mundo, la hecatombe electoral de la ex primera dama, ex senadora, ex secretaria de Estado y ex candidata es épica porque New Hampshire tiene 10 condados y Hillary los perdió todos. New Hampshire siempre había sido muy bueno para los Clinton. En 1992, Bill quedó segundo y, con una habilidad política notable, logró hacer a ojos de la opinión pública esa posición como una victoria. Aquí, en New Hampshire, nació aquel 18 de febrero la dinastía política de los Clinton. Ayer, 24 años, 11 meses y 20 días después, esa misma dinastía ha sufrido una de sus mayores derrotas. 

En el Partido Republicano, el récord no es tan grande. Pero la victoria de Donald Trump es enorme. Así, Trump ha obtenido el 35,1 por ciento de los votos, por lo que consigue diez delegados, lejos del resto de aspirantes republicanos a la nominación del partido para luchar por la Presidencia de Estados Unidos. El gobernador de Ohio, John Kasich, ha dado la sorpresa al lograr el segundo puesto con el 15,9 por ciento de los votos -que se traducen en tres delegados-. Y Marco Rubio, triunfador en Iwa, sólo pudo ser quinto con un paupérrimo resultado.