Compartir

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha compadecido en rueda de prensa para dar explicaciones sobre toda la polémica surgida por los titiriteros que actuaron en el carnaval de la capital y que han sido condenados a prisión por “enaltecimiento del terrorismo” después de que exhibieran un cartel en la obra en el que se leía “Gora Alka-Eta“. 

“Pido perdón a los padres, el espectáculo fue deleznable”, ha declarado la líder de Ahora Madrid dirigiéndose a los asistentes a la polémica obra de títeres. “Solo habría tenido sentido en el ámbito de Carnaval para un público mayor”, ha reiterado. 

Carmena ha admitido que en el programa de los carnavales los títeres aparecían como 'para todos los públicos', mientras que en la cuenta de Facebook se anunció que era solamente para adultos. “Ha sido un error muy grave y tiene que haber responsabilidades de las personas que no hicieron lo que debieron”, ha anunciado con respecto a la concejala de Cultura, Celia Mayer

Sin embargo, la alcaldesa ha señalado que “no es punible” el cartel de “Gora Alka-Eta“. “No podría haber entonces una ficción con una exclamación de esas características. Nos movemos en este marco, en el de la ficción, y por lo tanto forma parte del derecho de expresión”, ha explicado, criticando la “severidad” de las medidas judiciales adoptadas contra los titiriteros, aunque ha señalado que las respetan.