Compartir

El Consejo de Ministros se ha reunido para tratar, entre otros asuntos, el indulto a María Salmerón, la mujer maltratada condenada a seis meses de prisión por negarse a cumplir el régimen de visitas por el que su maltratador y exmarido tenía que ver a su hija de 15 años. 

Salmerón tendrá que prestar servicios a la comunidad, ya que es reincidente del mismo delito de desobediencia y tiene antecedentes por ello, concediéndole el indulto parcial, según ha anunciado el ministro de Justicia, Rafael Catalá

La sevillana de 51 años asegura que la menor no quiere ver a su padre, quien está condenado por malos tratos. Todo comenzó cuando durante los dos años que duró su matrimonio él la sometía a todo tipo de vejaciones y agresiones psicológicas e incluso sexuales. Al quedarse embarazada y tener riesgo de parto contó a las autoridades que le obligaba a mantener relaciones sexuales porque “tenía que cumplir como una mujer casada”

Su exmarido fue condenado a 21 meses de prisión, pero no entró en la cárcel por no tener antecedentes. El juez interpuso un régimen de visitas tuteladas a su hija que, en un principio, consistían en verse en un punto de encuentro, hasta que la justicia la obligaba a ir con él sin necesidad de ser tutelada. 

Salmerón ha lamentado en varias ocasiones que la justicia no haga caso de la propia voluntad de su hija. De no haberle sido concedido el indulto, la menor hubiese tenido que pasar a vivir con su padre maltratador.