Compartir

Bruselas, 4 feb (EFE).- La Comisión Europea (CE) rebajó hoy una décima sus previsiones de crecimiento para la UE y la eurozona para 2016, cuyas economías avanzarán un 1,9 % y un 1,7 % del PIB, respectivamente, ante unos riesgos externos “más pronunciados”.

En sus previsiones macroeconómicas de invierno publicadas hoy, el Ejecutivo comunitario también revisó una décima a la baja, hasta el 2,0 % del PIB, el crecimiento del conjunto de las veintiocho economías de la Unión Europea(UE) para 2017, en tanto que mantuvo en el 1,9 % del PIB sus cálculos para la evolución de la eurozona.

Las perspectivas de la CE muestran que la economía europea, que entra en su cuarto año de recuperación, continúa creciendo o al menos manteniendo el mismo ritmo frente a 2015 -cuando la UE creció un 1,9 % y la eurozona un 1,6 % del PIB según Bruselas-, pero a un paso “moderado” e impulsada principalmente por el consumo.

Al mismo tiempo la mayor parte de la economía global está luchando con “importantes desafíos”, por lo que “los riesgos para el crecimiento de las economías europeas aumentan”, como la desaceleración de China y de otros mercados emergentes, un débil comercio mundial e incertidumbres geopolíticas, entre otros.

En cuanto a las perspectivas en el mercado laboral europeo, la CE predice una “modesta mejora”, con unas tasas de desempleo descendientes, aunque a un ritmo más lento que el año pasado.

De esta manera, la tasa de paro en la eurozona bajará desde el 11 % registrado en 2015 al 10,5 % en 2016 y al 10,2 % en 2017, mientras que en el conjunto de la UE descenderá desde el 9,5 % con el que cerró 2015 al 9,0 % este año y al 8,7 % el próximo.

Los déficit públicos, por su parte, bajarán más en la eurozona gracias a una actividad económica más fuerte y, en menor medida, por menores gastos en intereses.

El déficit pasará, según los cálculos de la CE, del 2,2 % del PIB de 2015 en la eurozona, y del 2,5 % en la UE, al 1,9 % del PIB en el primer caso y al 2,2 % en el segundo durante el presente ejercicio.

En 2017, el déficit se reducirá al 1,6 % del PIB en el área de la moneda única y al 1,8 % en la UE.

La deuda pública igualmente se reducirá, augura el Ejecutivo comunitario, desde el 93,5 % del PIB en el caso de la eurozona, al 92,7 % este año y al 91,3 % en 2017.

En el caso de la UE, pasará del 87,2 % del PIB al 86,9 % y al 85,7 %.

La inflación anual de la eurozona se situará en 2016 en el 0,5 % antes de subir al 1,5 % el año próximo. EFE

cae/ig

(foto) (audio) (vídeo señal EBS)