Quantcast

El Kremlin lamenta la suspensión de conversaciones de paz para Siria

Moscú, 4 feb (EFE).- Rusia lamentó hoy la suspensión hasta el próximo 25 de febrero de las conversaciones de paz de Ginebra entre el Gobierno y la oposición sirios, aunque reconoció que nadie esperaba rápidos avances en las negociaciones.

“Dudo de que alguien esperase rápidos resultados de la primera ronda. Habría sido poco perspicaz. Esperamos que pronto se aclare cómo continúan las negociaciones”, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, a los periodistas.

Rusia espera que “las difíciles negociaciones sigan tras la pausa, pese a que avanzar será complicado”, agregó.

El portavoz no hizo referencia a las acusaciones de Occidente acerca de que Rusia y el régimen sirio han aprovechado las negociaciones de Ginebra para avanzar en el terreno.

La delegación de la oposición siria en Ginebra forzó ayer la suspensión de las negociaciones de paz ante el avance del Ejército sirio y los bombarderos de Rusia, que según los opositores se ceban con la población civil.

Tras la suspensión de las conversaciones, al menos hasta el próximo 25 de febrero, el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, pidió el cese de los ataques sirios apoyados por bombardeos de la aviación rusa en las zonas controladas por la oposición.

Por otro lado, Peskov negó que soldados rusos participen en la operación terrestre que lleva a cabo el Ejército sirio contra los yihadistas, después de que el Ministerio de Defensa reconociera la muerte el pasado lunes de un consultor militar ruso.

Los militares rusos “no participan en operaciones de combate, sino que instruyen” a sus colegas sirios “en el manejo del armamento suministrado a Siria en el marco de los contratos vigentes” entre los dos países, aseguró.

“La instrucción tiene lugar en los lugares y de la forma que se consideran oportunos”, comentó el portavoz del Kremlin en relación a que el militar ruso perdió la vida en un cuartel del Ejército sirio situado en zona de combate.

El instructor ruso murió el pasado 1 de febrero por fuego de mortero del autoproclamado Estado Islámico, según la cartera militar. EFE

Comentarios de Facebook