Compartir

Huelva, 3 feb (EFE).- El alcalde de Punta Umbría (Huelva), Gonzalo Rodríguez Nevado (PSOE), ha dimitido de su cargo al verse “involucrado” en la investigación de los cursos de formación otorgados por la Junta de Andalucía, que lleva a cabo la Policía en el marco de la 'Operación Eduende'

A través de un comunicado con el que, además de a los medios se ha querido dirigir “muy especialmente” a sus amigos, compañeros y, sobre todo vecinos de Punta Umbría, ha justificado su decisión en “la presión política, la utilización partidista”, el “daño” a su familia y, “por encima de todo, tratar de evitar cualquier perjuicio, alteración o injerencia en el Ayuntamiento de Punta Umbría o a su equipo de Gobierno”.

“Me obligan a dar un paso atrás y dejar la Alcaldía de Punta Umbría, es una decisión difícil, los que me conocen saben de sobra mi pasión por el municipio y sus gentes, que son las mías, pero esa misma pasión me obliga a este sacrificio personal”, ha especificado.

Rodríguez Nevado prestó declaración en la Policía Nacional en relación con esta operación el pasado mes de junio y en noviembre se conoció que declararía ante el juez en calidad de investigado por estos hechos.

Su vinculación a esta investigación está relacionada con la presunta concesión de ayudas para el desarrollo de cursos a la empresa familiar ubicada en Aljaraque 'El Paraíso La Dehesa', de la que Rodríguez Nevado fue administrador.

Ya cuando declaró ante la Policía informó de que había delegado “la total y absoluta” administración de la misma en abril de 2007, antes de acceder a la Alcaldía de Punta Umbría, y desde esa fecha apoderó a un familiar para ocupar dicho puesto, dedicándose en exclusiva a su puesto de alcalde.

Rodríguez Nevado, tras hacer pública su decisión, ha subrayado que los nueve años que ha permanecido al frente del Ayuntamiento como Alcalde, han sido “una de las mayores satisfacciones” de su vida y permanecerán “imborrables” en su memoria y en su corazón.

“Lo digo todo lo alto y claro que me da la plena confianza en la Justicia y en quienes la administran, espero y confío que finalmente quede demostrado que no he cometido acto ilegal alguno, no tengo responsabilidad ni directa ni indirectamente”, ha subrayado.

Ha informado de que por lo que le han trasladado sus familiares, la empresa familiar que dejó de administrar “no ha cometido ningún ilícito penal, habiendo desarrollado de forma ejemplar los cursos que fueron subvencionados”.

“El tiempo y la justicia pondrá a cada cual en su sitio”, ha concluido. EFE

1010282