Compartir

¿A quién no le gusta tomar un buen desayuno para empezar bien la mañana? Y bueno, mejor aún si es barato. Para eso habría que irse a la cafetería del Congreso de los Diputados, donde “una barrita de tomate, café con leche y un refresco” cuestan 2,45 euros, tal y como publicó ayer extrañado Pablo Iglesias

“Más barato que en la facultad”, ha contado asombrado en su cuenta de Twitter. Así ha sido su primer desayuno como diputado antes de formar Gobierno, aunque no es la primera vez que salen a la luz los precios que tienen en este bar. La famosa pregunta a Zapatero sobre cuánto costaba un café tuvo como respuesta 0,80 céntimos, porque precisamente se lo tomó en el Congreso. 

El diario 'La Vanguardia' publica que un menú del día, con primero, segundo plato y postre, cuesta 9 euros, una tostada de aceite y tomate 1,20 euros, un sándwich vegetal 2,80 euros y, por ejemplo, una ración de jamón ibérico 9 euros. Bastante barato, desde luego. 

También llama mucho la atención de los precios de las bebidas alcohólicas, ya que un cubata te puede llegar a costar entre 3,14 euros hasta 6,25 y un gin tonic en el Congreso 3,45 euros. Igualito que en las discotecas de la capital madrileña, donde como te descuides te pueden cobrar hasta más de 8 euros por uno.