Compartir

Cuenca, 28 ene (EFE).- La secretaria general del PP y presidenta de esta formación en Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha criticado hoy al PSOE por rechazar la última oferta de Mariano Rajoy y por preferir hablar con independentistas que con el PP.

Ante más de 200 personas en la Junta Directiva del PP de Cuenca, Cospedal ha subrayado que el PSOE está más dispuesto a hablar con aquellos que quieren “dividir España” y ha recordado la “oferta generosa” del jefe del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy, de garantizar los gobiernos municipales y autonómicos, que los socialistas han rechazado.

Cospedal ha aseverado que no quiere “una España que sea una réplica de la República Bolivariana de Venezuela, una España donde al que piensa diferente lo metan en la cárcel, o donde se diga a los medios que les van a controlar para ver qué dicen; no a los públicos, no: a todos”.

“Los españoles no queremos un modelo así, tampoco los que han votado al Partido Socialista”, ha afirmado la expresidenta autonómica.

La número dos del PP se ha mostrado convencida de que hay muchos votantes socialistas en toda España que no entienden la cesión de escaños en el Senado a fuerzas como ERC y ha abogado por garantizar la unidad del país, como defiende el PP.

Cospedal ha recalcado que su partido va a “mantener la puerta abierta hasta el final” para lograr “la estabilidad del país y por la garantía de un futuro para España”.

Ha reconocido que el país vive en la actualidad un momento “de incertidumbre”, y que, por eso, el PP le ha dicho a los votantes de PSOE y Ciudadanos: “Podemos caminar juntos y ofrecer un futuro mejor a los españoles.

Al acto también ha asistido el ministro de Justicia en funciones y diputado por Cuenca, Rafael Catalá, que ha considerado la renuncia de Rajoy a presentarse en la investidura como “un acto de lealtad” y ha instado al PSOE a sentarse a negociar con el PP y no con quienes “quieren implantar en España un modelo como el de Venezuela”.

Ha considerado que “si el PSOE atiende finalmente al interés de los españoles y de sus votantes y militantes, y no al interés exclusivo de don Pedro Sánchez, acabará rechazando un gobierno que sólo va a traer problemas, paro y recesión económica”, en referencia a un pacto con “la izquierda radical”.

Catalá ha reconocido que el PP tiene “el mandato de los españoles para gobernar”, pero al no tener los apoyos suficientes no puede “iniciar un trámite que no lleva a ninguna parte”.

Rajoy, según Catalá, está “trabajando para obtener los apoyos” y habrá que ver adónde se llega en la segunda ronda de consultas que ha iniciado el jefe del Estado. EFE

1011288

daa/cst/jdm