Compartir

Washington, 27 ene (EFE).- Haití pidió hoy a la Organización de Estados Americanos (OEA) que envíe de manera inmediata una misión de mediación de alto nivel para que el país no caiga “en el vacío institucional y en una situación de caos”.

“Esto no es un llamado a la injerencia o la interferencia, sino un llamado a la solidaridad. Pedimos asistencia para preservar la institucionalidad democrática”, explicó el embajador de Haití ante la OEA, Bocchit Edmond, ante el Consejo Permanente del organismo.

Esta reunión extraordinaria la pidió el secretario general de la OEA, Luis Almagro, el lunes a petición del presidente haitiano, Michel Martelly, quien por teléfono le solicitó el envío de la misión especial, cuya aprobación votará hoy el Consejo.

Almagro, que habló al comienzo del Consejo, explicó que Martelly hizo su petición en base al artículo 17 de la Carta Democrática Interamericana.

Ese artículo reza: “Cuando el gobierno de un Estado miembro considere que está en riesgo su proceso político institucional democrático o su legítimo ejercicio del poder, podrá recurrir al secretario general o al Consejo Permanente a fin de solicitar asistencia para el fortalecimiento y preservación de la institucionalidad democrática”.

Almagro, en la carta de convocatoria del Consejo y en la reunión, expresó que, en su opinión, la solución para Haití es un gobierno de transición que dé estabilidad al país y después garantice las condiciones para celebrar unas elecciones creíbles.

“Ese periodo de transición debemos garantizar que sea absolutamente breve, y es fundamental que haya una nueva contienda electoral y que haya contienda electoral, que no sea un plebiscito o un referendo sobre un solo candidato”, consideró Almagro.

El secretario general propuso al Consejo que vote dos puntos: una consulta al Supremo de Haití sobre cómo debe constituirse constitucionalmente un gobierno de transición y el envío de la misión de mediación solicitada por el Gobierno del país caribeño.

Haití se encuentra en una situación de incertidumbre política a solo once días de que concluya el mandato de Martelly, cuyo sucesor no ha sido elegido por el aplazamiento en dos ocasiones de los comicios.

Sectores de la oposición haitiana están a favor de un gobierno de transición a partir del 7 de febrero, cuando concluye el mandato de Martelly.

La alternativa expresada por sectores políticos es la posibilidad de que Martelly continúe hasta el 14 de mayo próximo (cuando se cumplen cinco años de su llegada al poder) y organizar elecciones, una opción difícil porque la oposición amenaza con salir a las calles si el gobernante sigue más allá del 7 de febrero.

El embajador haitiano ante la OEA insistió hoy en la voluntad de Martelly de entregar el poder el 7 de febrero, tal y como manda la Constitución. EFE