Compartir

Las autoridades italianas han procedido en la tarde de este lunes al cierre de la estación de Termini, la más importante de Roma, como consecuencia de la presencia de un hombre sospechoso que estaba en su interior y que paseaba armado amenazando a los viajeros.

Un grupo de agentes policiales ha acudido hasta la estación céntrica romana para proceder a la evacuación, que ha durado unos 30 minutos sin que se haya detenido ni identificado al sospechoso.

Algunos medios locales como 'La Repubblica' han asegurado que en una de las grabaciones a las que han tenido acceso se veía a un hombre vestido de azul camina con una mochila y con un arma en la mano aunque finalmente se trataba de un fusil de juguete.

El individuo, que ha sido arrestado a unos 50 kilómetros de la ciudad de Roma, era aparentemente extranjero, según han informado varios testigos, y caminaba solo y con la cabeza baja.