Compartir

Los políticos vuelven a ser víctimas de los famosos micrófonos abiertos. Si en su día Rajoy, Bono o Esperanza Aguirre se fueron de la lengua estando 'en el aire', este lunes, Ramón Espinar, senador de Podemos, ha protagonizado una escena similar en la cámara alta.

Pese a que un primer momento ha habido mucha confusión ya que se pensaba que podría tratarse de un insulto a un periodista que cubría la información de Podemos en el Senado, Ramón Espinar ha aclarado que el “subnormal” que se le ha escapado antes de la rueda de prensa iba dirigido a un asistente del partido que estaba infiltrado entre los medios.

Debido a la repercusión que ha tenido el insulto en las redes sociales, el diputado de Podemos en la Asamblea de Madrid ha publicado varios tuit en los que ha aclarado lo ocurrido. “La foto y la broma desafortunada era con un compañero y amigo que trabaja en Podemos. En ningún caso un insulto a un periodista”, escribía Espinar, que ha acompañado el tuit de un selfie junto con “el ofendido”.