Compartir

Rebbeca Lacey, una profesora británica del colegio Downend de Bristol, ha sido suspendida de empleo y sueldo después de pasar la noche con un alumno de entre 15 y 16 años en la habitación de un hotel, pese a que la docente insiste en que su propósito era simplemente ayudar al menor.

La maestra británica, de 28 años, tomó esta decisión tras la fiesta de fin de curso del centro escolar. Según apuntan varios medios locales, Rebbeca explicó a la dirección que tan solo quería hablar con el alumno para aconsejarle en sus problemas familiares, y que en ningún caso buscaba mantener relaciones sexuales. Pese a ello, el colegio ha decidido suspender de empleo y sueldo a la docente, con cinco años de antigüedad en su puesto, al considerar que se extralimitó en sus funciones y que su acción puede perjudicar a la repetición del resto de profesores.

Además de la sanción en el centro escolar, Rebbeca Lacey no podrá ejercer en el resto de colegios o institutos de Inglaterra. El Departamento de Educación ha abierto un expediente para analizar su caso antes de dictaminar una resolución definitiva.