Quantcast

Morales afrontará “agonía” económica de Guatemala luchando contra corrupción

Guatemala, 19 ene (EFE).- El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, prometió hoy confrontar la “agonía” económica que sufre el país promoviendo la transparencia y luchando de manera frontal contra la corrupción.

Morales, quien asumió el poder el pasado jueves, habló de la necesidad de aplicar medidas de austeridad, dar prioridad a sectores como educación y sanidad, e implementar políticas y reglamentos para hacer más transparente “a ejecución de los fondos públicos”, tras un año en el que la corrupción alcanzó niveles “nunca antes vistos”.

El 2015 pasó a la historia de Guatemala como el año en el que por primera vez un presidente en funciones, Otto Pérez Molina, se vio obligado a renunciar por un escándalo de corrupción aduanera que ahora lo mantiene en prisión, al igual que la que fue su vicepresidenta, Roxana Baldetti, a la espera de saber si será enjuiciado.

“Recibimos un país como un paciente en situación delicada, en agonía”, enfatizó Morales este martes al enunciar líneas generales de su plan de Gobierno en un desayuno con la Cámara de Comercio Guatemalteco-Americana (Amcham), a los que pidió no asustarse porque ya inició las tareas para evitar “su colapso”.

Guatemala enfrenta una grave crisis económica, sin recursos para poder hacer frente a las necesidades básicas de la población, por lo que necesita “medidas profundas”, apostilló, para poder cumplir con “los compromisos y obligaciones”.

Los deberes económicos para este enero, reveló Morales, superan los 7.000 millones de quetzales (918 millones de dólares), los ingresos están un poco por encima los 4.000 millones de quetzales (524 millones de dólares), y la caja fiscal tiene un negativo de 600 millones de quetzales (79 millones de dólares).

La recaudación en 2015 cerró con 5.300 millones de quetzales (695 millones de dólares) menos que lo estimado, unos 51.500 millones de quetzales (6.753 millones de dólares), por lo que el ente recaudador del país no llegó a la meta por tercer año consecutivo, añadió el jefe del Estado.

A pesar de las cifras y aunque el Ministerio de Finanzas le dice que “no hay dinero”, Morales afirmó que su equipo de Gobierno ya está trabajando para intentar enmendar la situación.

Destacó la necesidad de reestructurar la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), donde se destapó la corrupción que derrocó el gobierno de Pérez Molina, y de pedir al Congreso una reforma presupuestaria para poder hacer frente a los pagos de forma “ordenada y responsable”.

Una de las propuestas que reveló Morales este martes es la de crear una agencia para gestionar los fondos que el Congreso de EE.UU. aprobó para la implementación del Plan de la Alianza para la Prosperidad.

El Congreso estadounidense aprobó 750 millones de dólares para apoyar el plan Alianza, que impulsan desde 2014 Honduras, Guatemala y El Salvador, naciones que conforman el Triángulo Norte de Centroamérica, con el fin de que los tres países generen condiciones de empleo favorables que desanimen la emigración hacia el país norteamericano.

Visto que El Salvador y Honduras ya tienen un organismo para la coordinación de esos recursos, Morales dijo que Guatemala sugerirá la idea de crear esta agencia para “dotar de constitucionalidad al plan para que permita instituciones más eficientes (para gestionar) los fondos nacionales, privados y cooperantes”.

Morales recordó que los principales motivos que provocan que los guatemaltecos persigan el sueño americano es la desigualdad e imposibilidad de prosperar en el país con un trabajo digno.

Por ello, el principal proyecto es implementar el Plan de la Alianza para la Prosperidad, con el que se esperan generar 35.000 nuevos empleos, aunque Morales expresó su deseo de que en Guatemala se puedan generar 200.000.

Para lograr ese propósito, propuso modernizar el sector productivo, desarrollar oportunidades para el capital humano, mejorar la seguridad ciudadana y el acceso a la Justicia y fortalecer las instituciones.

“Guatemala deberá proponer políticas públicas que permitan a los guatemaltecos prosperar”, y para ello hay que implementar “líneas claras de juego”, como combatir la desnutrición y la corrupción.

El Gobierno de Guatemala aprobó además en su presupuesto 875 millones de dólares “en concepto de contrapartidas” para que la Alianza para la Prosperidad sea “una realidad” y “un éxito”.

pp/gf/lnm/sm

Comentarios de Facebook