Quantcast

Polonia defiende sus reformas en la Eurocámara y reivindica su soberanía

Mònica Faro

Estrasburgo (Francia), 19 ene (EFE).- La primera ministra de Polonia, la ultraconservadora Beata Szydlo, defendió hoy en la Eurocámara la soberanía de su país para aplicar unas reformas que han causado seria preocupación en la Comisión Europea (CE).

“Considero que Polonia no merece que en este momento se haga esta valoración por parte de la CE. En Polonia no se están violando ni los derechos humanos ni los principios del derecho democrático, y las reformas se han hecho de acuerdo a los tratados europeos y a la Constitución y la legislación nacionales”, defendió Szydlo.

Como había anunciado el presidente del Parlamento Europeo (PE), Martin Schulz, tras unas duras declaraciones contra las reformas del Gobierno polaco, la situación de Polonia se debatió hoy en la Eurocámara en un contexto marcado por la decisión de la Comisión Europea de evaluar si el país respeta el Estado de derecho.

Un proceso inédito en la Unión Europea (UE), que pone por primera vez en marcha un mecanismo de evaluación existente desde 2014 y que, además de situar a Polonia en el punto de mira, ha reabierto el debate sobre la soberanía de los Estados y el papel de las instituciones comunitarias en la protección de las libertades.

El debate giró en torno a los dos asuntos que sigue de cerca Bruselas: la reforma del Tribunal Constitucional de Polonia y el nombramiento de magistrados afines y la nueva ley de medios de comunicación públicos, que refuerza el control gubernamental sobre la televisión y la radio estatales polacas.

La primera ministra argumentó que estas reformas están legitimadas tanto por la legislación nacional y comunitaria como por el deseo de los ciudadanos polacos, que convirtieron a su partido, el ultraconservador y nacionalista Ley y Justicia, en ganador por mayoría absoluta de las elecciones del pasado octubre.

“Polonia no se merece ser censurada”, remarcó Szydlo, quien destacó que acude al debate de forma “abierta”, con el objetivo de “arrojar luz” y “aclarar” las reformas impulsadas por su Gobierno.

En su intervención aludió a la historia de su país y remarcó que “la libertad, la igualdad y la soberanía son valores inalienables por los que los polacos han luchado durante muchísimos años”.

“No quiero que en Polonia la gente tenga miedo y surja un movimiento antieuropeo. Hagamos todo para que Europa se desarrolle de una manera tranquila”, añadió Szydlo, y confió en que el PE “aborde de manera objetiva” el asunto.

El vicepresidente primero de la Comisión Europea (CE), Frans Timmermans, dijo que “la evaluación actual no prejuzga una decisión futura” y auguró “un diálogo constructivo” con el país, pero señaló también que es “fundamental” evaluar la situación de Polonia.

“La UE está basada en una serie de valores que incluyen el respeto al Estado de derecho; la confianza mutua de los Estados miembros depende de esa confianza”, argumentó.

En ese sentido, lamentó que, tras enviar dos misivas al Gobierno polaco en las que pedía aclaraciones sobre las reformas, “no ha habido respuestas completas ni suficientes para hacer disminuir las preocupaciones” de Bruselas.

Anunció no obstante que hoy recibió una tercera misiva de respuesta por parte de Varsovia que va a ser ahora analizada.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, exprimer ministro de Polonia por el partido de la oposición al Gobierno actual (Plataforma Ciudadana), dijo que apoya la decisión de la Comisión Europea.

Para Tusk, la UE tiene “el derecho y la obligación de abrir un diálogo abierto y franco con las autoridades de los diferentes Estados miembros en los que el Estado de derecho esté en situación de incumplirse”. EFE

mfe/cae/psh

(foto)(audio)(vídeo)

(Más información del Parlamento Europeo www.euroefe.com)

Comentarios de Facebook