Compartir

Madrid, 19 ene (EFE).- El Tesoro Público español ha colocado hoy 4.900 millones de euros en letras a seis y doce meses, y, de nuevo, a un intereses negativo, del 0,098 % y del 0,055 %, respectivamente, con lo que vuelve a cobrar a los inversores por este tipo de deuda.

Exactamente, el Tesoro ha colocado hoy 4.901,69 millones de euros en letras, de los que la mayor parte, 4.420,66 millones han correspondido a las de doce meses, que han salido con un interés marginal negativo del 0,055 %, ligeramente superior al 0,016 % aplicado en la anterior puja de diciembre.

Los 481,03 millones de euros restantes se han colocado en letras a seis meses, que han tenido una rentabilidad negativa del 0,098 %, también superior al 0,061 % de la puja previa.

De esta manera, en esta primera puja de letras de 2016, España consolida su presencia entre los países que cobran a los inversores, como Austria, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Irlanda, Francia, Alemania, Italia y Holanda.

Además, pese a que el interés medio de las letras a seis y doce meses ha sido algo superior al de la puja previa, este hecho beneficia a España, ya que cobra más a los inversores y le sale más barato financiarse en el mercado.

Y ello pese a la incertidumbre que han provocado los resultados de las elecciones generales del pasado 20 de diciembre, en las que aunque el Partido Popular sacó el mayor número de votos, éstos no fueron suficientes para lograr gobernar.

Aunque se mantienen las conversaciones para formar un Ejecutivo, España todavía no cuenta con un gobierno estable, un hecho que no obstante, no ha afectado a la capacidad de financiación del Tesoro, que lo hace con constantes rebajas en los tipos de interés.

Con la subasta de hoy, España ha conseguido por quinta vez adjudicar letras a seis a un interés negativo y, por tercera vez, en el caso de las de un año.

Igualmente, el Tesoro se financia con comodidad, ya que los inversores han realizado peticiones por valor de 10.268 millones de euros, con lo que la ratio de cobertura, que es la proporción entre las solicitudes y el importe finalmente adjudicado ha sido en esta ocasión de 2 veces. EFE