Compartir

Aunque los partidos llevan semanas negociando y marcando sus prioridades y líneas rojas, la apertura de la ronda de consultas pr parte del Rey Felipe VI esta mañana da el pistoletazo de salida oficial a los intentos de formación de Gobierno.

Felipe VI consultará esta semana con todos los partidos, de mayor a menor representación, excluyendo a ERC, que ha rechazado acudir a la reunión. Tras haberse reunido esta semana con los quince partidos y tomar nota de sus posturas, el Rey deberá volver a reunirse con el presidente del Congreso, Patxi López, para proponerle un candidato. En función de su propuesta López convocará el pleno de investidura.

Mientras tanto, los partidos ponen sus propuestas encima de la mesa para negociar. A pesar de la negativa del PSOE, que este fin de semana volvió a insistir en que no facilitaría un Gobierno de Rajoy, el PP parece dispuesto a plantear cambios en su reforma laboral. E incluso en la LOMCE y en la llamada 'ley mordaza'. Aunque desde el partido siguen defendiendo los resultados de su reforma laboral, podrían plantear cambios en la línea apunta en su programa electoral de “fomentar la creación de empleo indefinido, para que el crecimiento económico se traduzca en una mayor estabilidad para los trabajadores“.

Por su parte, Podemos, parece decidida a presionar hasta el final para obtener el compromiso del PSOE para tanto Podemos como sus socios de Galicia, Valencia y Cataluña puedan formar su grupo propio en el Congreso. Iglesias está condicionando cualquier negociación a esta concesión, que fue un compromiso electoral de la formación. No obstante, del acuerdo de formación de la Mesa del Congreso dificulta esta posibilidad, dado que dependerá en última instancia de este órgano que ahora tiene mayoría de PP y Ciudadanos.