Compartir

Nueva York, 15 ene (EFE).- El desplome del precio del crudo, que no parece tocar fondo, arrastró hoy a las pérdidas a las principales bolsas mundiales, incluida Wall Street, que vivió una sesión de infarto para cerrar una nueva semana protagonizada por las caídas.

Wall Street cerró la semana con fuertes pérdidas y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, cayó un 2,39 % hasta perder la barrera de los 16.000 puntos, a la que no caía desde agosto.

Ese índice bajó 390,97 puntos y terminó en 15.988,08 unidades, el peor inicio de año nunca recordado para el Dow.

Al mismo tiempo, el selectivo S&P 500 perdió un 2,16 % hasta los 1.880,29 enteros y el índice compuesto del mercado Nasdaq bajó un 2,74 % hasta las 4.488,42 unidades.

El barril de Texas, de referencia en Estados Unidos, se desplomó un 5,7 % y cerró en 29,42 dólares, su nivel más bajo desde noviembre de 2003.

El petróleo de referencia en el país continuó en caída libre y acumuló durante la semana una fuerte caída del 11,3 % ante la perspectiva de que en los próximos días se levantarán las sanciones internacionales sobre Irán, que podrá volver a exportar petróleo.

El regreso del crudo iraní a los mercados agravará el exceso de oferta, que ha lastrado los precios desde mediados de 2014, lo que se suma a la persistente preocupación sobre la desaceleración de la economía china y la fortaleza del dólar frente al euro.

Al mismo tiempo, el crudo Brent, de referencia en Europa, perdió un 6,70 % hasta 28,94 dólares, en niveles que no veía desde 2004.

La contundencia de las caídas en Wall Street fue tal -el Dow Jones llegó a caer más de 500 puntos durante el día- que en un gesto inusual, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, aseguró hoy que el Tesoro estaba siguiendo de cerca la reacción de los mercados.

No ayudó a frenar la sangría un indicador económico peor de lo esperado, ya que las ventas minoristas en Estados Unidos bajaron un 0,1 % en diciembre y el incremento anual en el conjunto del año 2015 fue del 2,1 %, según el Departamento de Comercio.

Todos los sectores en Wall Street cerraron la sesión con fuertes pérdidas, encabezados por el sector energético (-3,69 %), por delante del tecnológico (-3,45 %), el financiero (-2,69 %), el de materias primas (-2,66 %) o el industrial (-1,98 %).

La firma tecnológica Intel se desplomó un 9,10 % y lideró las pérdidas entre los treinta valores del Dow Jones, después de decepcionar la víspera a los inversores con sus resultados trimestrales.

También cayeron la química DuPont (-5,77 %), el grupo Disney (-5,24 %) y la tecnológica Cisco Systems (-4,32 %), junto a otros tres valores con pérdidas superiores a tres puntos: Microsoft (-3,99 %), United Technologies (-3,80 %) y Goldman Sachs (-3,58 %).

Al igual que Nueva York, el resto de mercados mundiales sufrían pérdidas.

En Europa, con el euro a 1,098 dólares, Milán cayó el 3,07 por ciento; Fráncfort el 2,54 por ciento; París el 2,38 por ciento; el índice Euro Stoxx 50 el 2,37 por ciento y Londres el 1,93 por ciento.

La bolsa española bajaba el 1,8 % a mediodía y se acercaba a los 8.600 puntos afectada por el descenso de los mercados europeos y la caída del precio del petróleo.

También la bolsa de Shángai y las bolsas del sudeste asiático cerraban a la baja, del mismo modo que cerraban con pérdidas Sao Paolo y Buenos Aires, en Lationamérica. EFE