Compartir

Crece la incertidumbre de cara a una posible investidura. Y es que los diputados abandonaron este miércoles el Congreso tras el pleno de constitución de las Cortes con otra tarea importante: la de formar Gobierno. La incertidumbre de cara a la investidura crece más que nunca tras el pacto de PSOE con PP y Ciudadanos para formar la mesa.

Le pueden salir los números a Rajoy que insiste en formar una gran coalición con PSOE y Ciudadanos y también a Pedro Sánchez , que insiste en que no pactará con Rajoy. “Cuanto antes venga antes le diremos que no”, asegura César Luena.

Y mientras, Ciudadanos sigue insistiendo en la idea de “dialogar con todos para que haya un Gobierno” y más ahora que, según ha dicho el líder de Ciudadanos en Informativos Telecinco, “con el acuerdo en el Congreso se demuestra que nada es imposible”. Pero Pablo Iglesias le ha mandado un recado a Pedro Sánchez ya que tiene claro que “el Partido Socialista está más cerca del PP que de nosotros.

Con este panorama cada vez más incierto, el Rey recibe en el Palacio de la Zarzuela al presidente del Congreso, Patxi López, a las 10.30 horas, y al del Senado, Pío García-Escudero, a las 12 horas para que le comuniquen formalmente la constitución de las Cortes y de los partidos que tienen representación parlamentaria, ha confirmado la Casa del Rey.

Una vez se informe oficialmente al jefe del Estado de las formaciones políticas que integran la Cámara Baja surgida de las elecciones generales del 20 de diciembre, el monarca podrá iniciar las consultas con los partidos de cara a encargar a un candidato que intente formar Gobierno, en cumplimiento con el artículo 99.1 de la Constitución española.

El Rey irá citando a los partidos que han obtenido representación parlamentaria, desde el más minoritario al mayoritario, con la idea de conocer cuál sería su posición sobre una u otra posible candidatura a la Presidencia del Gobierno. Será el estreno de Felipe VI en esta tarea que hasta ahora siempre había llevado a cabo Don Juan Carlos.

La legislación no establece plazo alguno para el periodo de consultas del Rey con los partidos, aunque lo normal es que se sustancie en una o dos semanas.

Acabada la ronda de consultas, el monarca volverá a llamar al presidente del Congreso para comunicar su decisión sobre quién debe ser el candidato para someterse a una sesión de investidura. Hasta ahora, siempre ha sido el líder del partido con más diputados, pero nada implica que deba ser siempre así porque en el sistema parlamentario priman las negociaciones y recabar el apoyo más nutrido en la Cámara.

RAJOY DISPUESTO A INTENTARLO PRIMERO

No obstante, el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha confirmado públicamente su intención de someterse al debate de investidura, aun cuando no tenga garantizados los apoyos suficientes. La segunda fuerza más votada, el PSOE, también está de acuerdo en que corresponde al PP, como partido más votado, intentarlo antes. Eso sí, si fracasa, el líder socialista, Pedro Sánchez, ha mostrado su voluntad de intentar conformar un Ejecutivo de cambio “progresista”.

Cuando el presidente del Congreso reciba del Rey el nombre del candidato al que ha encargado intentar formar Gobierno, López convocará a la Junta de Portavoces para poner fecha a esa Sesión de Investidura. Como los grupos disponen de cinco días hábiles desde la constitución de la Cámara para formarse, la Junta de Portavoces no estará habilitada para organizar la agenda parlamentaria hasta el 20 de enero.

Por todo ello, y no habiendo un plazo fijo, no se espera que el primer debate de investidura del próximo presidente del Gobierno tenga lugar antes de finales de enero.