Compartir

Estambul, 12 ene (EFE).- El primer ministro de Turquía, Ahmet Davutoglu, ha telefoneado a la canciller de Alemania, Angela Merkel, para ofrecerle sus condolencias al saber que nueve de los diez fallecidos hoy en el atentado suicida en Estambul son alemanes, informa el diario turco Sabah citando fuentes anónimas del Gobierno.

Davutoglu expresó a Merkel su tristeza por lo sucedido, le prometió hacer todo lo posible para que se recuperen los alemanes heridos y le reiteró la decisión de Turquía de “luchar contra las organizaciones terroristas internacionales”, afirma el diario que cita fuentes de la oficina del primer ministro.

En cuatro hospitales hay 9 alemanes bajo tratamiento a causa del atentado suicida que se produjo hoy ante la Mezquita Azul, atribuido a una persona de origen sirio de 27 años de edad, según el diario Hürriyet.

Por su parte, el ministerio de Asuntos Exteriores de Noruega ha confirmado que un noruego resultó herido leve en el ataque y fuentes de la embajada de Perú en Ankara han indicado a Efe que una mujer peruana también ha sufrido lesiones, aunque su vida no corre peligro.

Por su parte, el Gobierno alemán ha pedido a sus ciudadanos que estén en Estambul que eviten las concentraciones en lugares públicos y frente a las atracciones turísticas.

La Mezquita Azul y los monumentos cercanos, como Santa Sofía y el palacio de Topkapi, forman el principal complejo turístico de Estambul, ciudad que recibe al año casi 10 millones de viajeros.

El presidente de la Asociación de Turismo de Sultanahmet, Yasar Yaviz, indicó al diario Hürriyet que el ataque “es un gran golpe al turismo de toda la región”.

“Hay 7.000 hoteles en esta zona. Los turistas ahora quieren irse. Ya están buscando billetes (para regresar a sus países). Con esta explosión, el año 2016 ha terminado para nosotros”, lamentó. EFE