Compartir

Madrid, 12 ene (EFE).- Cristina Cifuentes ha anunciado la puesta en marcha de un Plan de Regeneración Democrática que establece la reducción del número de diputados en la Comunidad de Madrid, impide a los diputados duplicar cargos, limita los mandatos del presidente y los consejeros y elimina el aforamiento de los cargos electos.

Tras la reunión del Consejo de Gobierno, la presidenta madrileña ha adelantado los principales puntos del plan, cuyas medidas requerirán del apoyo de otras formaciones del arco parlamentario regional, ya que obligan a modificar el Estatuto de Autonomía, la Ley electoral y la Ley de Gobierno autonómica.

Un plan, según ha explicado Cifuentes, que confía en que pueda aprobarse antes de que acabe este año y que pretende contribuir a mejorar la calidad democrática.

Para llevarlo a cabo, las medidas legislativas que se deben aprobar se van a agrupar en dos normas, en función de los requisitos necesarios para su aprobación y los tiempos que hacen falta: una Ley de Modificación de la Ley Orgánica del Estatuto de Autonomía, y una Ley de Modificación de diversas leyes autonómicas de carácter ordinario.

La primera incluye medidas que afectan a los artículos 10.2, 11.6 y 25.1 del Estatuto: la supresión del aforamiento de los diputados y miembros del Gobierno; reducción del número de parlamentarios en la Asamblea; limitación del mandato de los presidentes y los consejeros a dos legislaturas; y modificación de la circunscripción electoral de la provincial.

Y la segunda ley contendrá medidas como la incompatibilidad de la condición de diputado para ser alcalde o concejal; incompatibilidad de los viceconsejeros para ser diputados; la consideración de que la dedicación no exclusiva de los diputados tendrá un carácter residual; un sistema electoral de listas abiertas; o la concreción de los gastos de representación de los altos cargos de la Comunidad en la ley de presupuestos generales de la región.

Cifuentes ha precisado que la eliminación de los aforamientos, incluido el del propio presidente, busca que en el caso de que estén imputados por un delito los cargos electos se enfrenten a los tribunales ordinarios y no a los superiores, como sucede ahora, acabando así con los “privilegios” y con la percepción de que existen “ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda en el ámbito de la justicia”.

Además, los diputados deberán dedicarse exclusivamente a sus funciones y no podrán tener “pluriempleo” con otros cargos como alcalde o concejal, algo que a veces conlleva “conflicto de intereses y acumulación de tareas”, lo que en ocasiones “se traduce en ineficacia o mala gestión”.

De igual forma, con la limitación de mandatos, según Cifuentes, se busca “evitar que el desempeño de cargos públicos de máximo nivel se convierta en una profesión” y también “facilitar la renovación periódica de las estructuras de Gobierno”, lo que a su juicio redundará en la mejora de la gestión y en mayor transparencia.

Aunque la presidenta ha señalado que no se ha concretado el número exacto de diputados que habrá en la próxima legislatura, ya que en buena medida dependerá de las circunscripciones que se establezcan, ha asegurado que se reducirá “significativamente” -actualmente son 129- para adecuarlo a las necesidades de una Comunidad que, aunque tiene más de 6 millones de habitantes, es uniprovincial.

Como mínimo, Cifuentes calcula que serán necesarios al menos 8 meses para modificar el Estatuto, y 4 meses para cambiar las demás leyes ordinarias, aunque no descarta que se alarguen más los tiempos.

Según Cifuentes, se trata de la primera comunidad autónoma que presenta un plan de este tipo y es fruto de su programa electoral y del acuerdo de investidura con Ciudadanos, aunque ha confiado en que PSOE y Podemos también lo apoyen.

“El PSOE habla de regeneración, y estoy segura de que tiene que ser coherente con ese mensaje; y Podemos, que se presenta para combatir ciertas actitudes de la casta, no me cabría en la cabeza que se pudieran oponer a las medidas que hemos propuesto. Esperamos que lo apoyen y que lo hagan con entusiasmo”, ha asegurado. EFE