Compartir

Madrid, 10 ene (EFE).- El vicesecretario de Organización del Partido Popular, Fernando Martínez-Maíllo, ha asegurado hoy que no hay mejor manera de hacer frente al desafío independentista catalán que ver unidos a los grandes partidos como el PP y el PSOE.

En una rueda de prensa en la sede del PP en Madrid, antes de que esta tarde Carles Puigdemont sea investido como presidente de la Generalitat, Martínez-Maíllo ha agradecido el apoyo socialista al Gobierno en funciones en defensa de la unidad de España y ha asegurado que las instituciones defenderán la unidad de España y el cumplimiento de la ley.

“No hay mejor manera de hacer frente al desafío independentista catalán que aquellos partidos con posibilidad de gobernar estén unidos en un gobierno fuerte y estable frente a los que quieren burlar la ley”, ha enfatizado Martínez-Maíllo.

“Ahora más que nunca no hay excusas” para que a partir del próximo miércoles, que empieza la legislatura, “logremos formar un gobierno lo más amplio posible de los grandes partidos”, según el vicesecretario de Organización de los 'populares', quien, además de al PP y al PSOE, también ha citado a Ciudadanos.

Estos partidos defienden “lo que creemos la mayor parte de los españoles, la unidad de España, la igualdad y el respeto a los derechos y libertades”.

El PP ha dicho al PSOE que “espera más” que el apoyo ofrecido hoy hacia la unidad de España, porque en estos momentos hay que estar “más unidos que nunca” y es momento de tener “altura de miras, no pensar en una política pequeña” y sí servir de instrumento para crear un gobierno de estabilidad fuerte, amplio y capaz de enfrentarse al desafío soberanista”.

Ese gobierno fuerte debería estar liderado por Mariano Rajoy, ha enfatizado Martínez-Maíllo.

Ha calificado de “sainete político” la política catalana de los últimos tres meses, especialmente por el llamado proceso independentista que, en su opinión, “ha ido a menos claramente, hacia la agonía más absoluta y cuesta abajo”.

“Ayer se escenificó un acuerdo de última hora -entre Junts pel Sí (JxSí) y la CUP- para ganar tiempo”, “forzando la democracia y las instituciones” y, además, “apoyándose” en dos tránsfugas, ha recalcado.

Se han tomado “decisiones extrañas en democracia” sin pensar en ningún momento en Cataluña y los catalanes, “simplemente en sí mismos”, ha dicho Martínez-Maíllo.

También cree que con lo sucedido en Cataluña es el “entierro político” de Mas, el político que “más daño ha hecho a Cataluña y a los catalanes”, y “más problemas artificiales ha creado a la sociedad española”.

Según Martínez-Maíllo, el “proceso ilegal” del independentismo “no conduce a ningún sitio, “causará una profunda división en la sociedad catalana” y con todo ello se “renuncia a atender los grandes problemas” que tiene Cataluña.

Martínez-Maíllo ha insistido también en decir que “las instituciones van a seguir funcionando y cumpliendo su deber en defensa del estado de derecho, de la democracia y de la soberanía nacional”. EFE

prv/ps