lunes, 28 septiembre 2020 4:32

Riad y sus aliados niegan haber atacado la Embajada de Irán en el Yemen

Riad, 7 ene (EFE).- La coalición árabe que encabeza Arabia Saudí negó hoy que sus aviones hubieran atacado la embajada de Irán en Saná, como aseguró el Gobierno de Teherán.

El mando de la coalición dijo que sus fuerzas “no llevaron a cabo ninguna operación en los alrededores o cercanías de la embajada” iraní, según la agencia oficial saudí de noticias, SPA.

El Gobierno de Irán denunció hoy que aviones de guerra de Arabia Saudí habían atacado la sede de su Embajada en la capital del Yemen y habían causado varios heridos entre su personal.

En un comunicado recogido por la agencia oficial saudí, el mando de esta coalición que respalda al presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, insistió en que las investigaciones han “confirmado la mentira de dichas acusaciones”.

La nota agregó que el edificio se encuentra en perfecto estado y que no ha sufrido daños.

Asimismo, el mando de la coalición advirtió a todas las legaciones diplomáticas en Saná, controlada por los rebeldes hutíes, que no permitan a los milicianos chiíes emplear las sedes de sus misiones, tanto las activas como las que han sido evacuadas, con fines militares.

El comunicado recordó que cualquier acción en este sentido supondría una violación de los acuerdos internacionales y, además, -insistió- podría poner en peligro la vida de los ciudadanos y sus bienes.

Por su parte, el Ministerio de Exteriores yemení del Gobierno leal al presidente también negó las acusaciones lanzadas por Irán, según indicó la agencia oficial yemení Saba leal a las fuerzas de Hadi.

Según la agencia, la legación iraní en la capital no fue blanco de ningún bombardeo.

Testigos consultados por Efe aseguraron que la sede de la Embajada no sufrió daños como consecuencia de un bombardeo efectuado en las proximidades por la coalición árabe que encabeza Arabia Saudí.

La Embajada iraní está situada en el barrio de Hada, donde se ubican la mayoría de las legaciones diplomáticas y en cuyas calles hay restos de metralla.

Un vecino del barrio explicó a Efe que el ataque aéreo tuvo lugar en la plaza Al Sabain, a unos 700 metros de la embajada iraní, y afirmó que no causó ningún desperfecto en el edificio, ni siquiera la ruptura de los cristales de las ventanas.

Hace unos meses se registró en la zona un bombardeo contra un complejo que pertenece al hijo del expresidente yemení Alí Abdalá Saleh, aliado de los rebeldes hutíes, que sí provocó destrozos a las viviendas cercanas.

Arabia Saudí comenzó en marzo pasado una ofensiva militar en el Yemen contra los insurgentes hutíes, que cuentan con el apoyo de Irán.

Este incidente coincide con un momento de alta tensión en Oriente Medio entre suníes y chiíes, debido a la ejecución en Arabia Saudí de un prominente clérigo chií y el asalto de un grupo de manifestantes a sedes diplomáticas saudíes en Irán.

Arabia Saudí decidió romper relaciones diplomáticas con Irán, una medida secundada por otros regímenes suníes, mientras que la potencia chií prohibió hoy la importación de productos saudíes. EFE