Compartir

Manama, 6 ene (EFE).- Los servicios secretos de Baréin han desarticulado una célula que supuestamente planeaba ataques en ese país y que las autoridades vinculan con la Guardia Republicana iraní y la milicia chií libanesa Hizbulá.

Según informó hoy el Ministerio bareiní del Interior en un comunicado, esta célula tenía “un plan terrorista” con el que pretendía desestabilizar el país mediante ataques con explosivos.

Este anuncio se produce en medio de un aumento de la tensión entre varios países suníes e Irán, con el que Baréin rompió relaciones diplomáticas esta semana después de la ejecución de un clérigo chií en Arabia Saudí y del ataque en Irán contra las sedes diplomáticas saudíes.

La supuesta organización violenta, denominada “Grupo al Basta”, fue creada como el brazo armado del movimiento político chií Al Wafa (Corriente de la Fidelidad Islámica), opositor al Gobierno bareiní.

Estaba dirigida desde Irán por el bareiní Murtada Ramadán, alias Al Sandi y de 33 años, con financiación de la Guardia Republicana iraní y Hizbulá, según la nota.

Interior señaló que el grupo está vinculado con los supuestos autores de un atentado perpetrado el 28 de julio pasado con explosivos en la zona de Sitra, que causó la muerte de dos policías.

Los servicios de seguridad bareiníes arrestaron a varias personas vinculadas con esta supuesta organización, aunque no precisaron el número total de detenidos.

Las autoridades explicaron además que varios miembros de la célula ya estaban encarcelados tras haber sido condenados por otros sucesos violentos, antes de que la policía supiera de la existencia del plan terrorista.

Entre los detenidos figuran los hermanos mellizos Mohd y Ali Fajrawi, que son simpatizantes del partido chií Al Wefaq, el principal de la oposición bareiní, pero no tienen relación con Al Wafa, según fuentes cercanas a la familia consultadas por Efe.

Otro de los miembros de la célula arrestados es el periodista Mahmud al Yaziri, del diario Al Wasat, acusado de escribir artículos favorables a Al Wafa.

El pasado 13 de agosto, las autoridades bareiníes anunciaron la detención de cinco sospechosos de perpetrar el citado atentado de julio en Sitra, a los que vincularon con la Guardia Republicana iraní y Hizbulá.

Baréin ha anunciado la desarticulación de varias células ligadas a estos grupos y acusa con frecuencia a Irán de respaldar a la oposición chií del reino. EFE