Compartir

El presidente de la Generalitat en funciones y líder de CDC, Artur Mas, ha afirmado hoy, en sus primeras declaraciones tras el veto de la CUP a investirlo de nuevo president, que está “con ganas de plantar cara a Madrid y a las fuerzas de aquí que no lo ponen nada fácil”.

Artur Mas ha hecho estas afirmaciones al entrar a la sede central de Convergència en Barcelona, en donde se reúne esta mañana con los miembros del comité ejecutivo nacional del partido, que debe analizar si se confirma que en marzo habrá nuevas elecciones en Cataluña. 

SÍ A ROMEVA Y JUNQUERAS 

La CUP por su parte ha anunciado que sí apoyaría con sus 10 diputados a cualquiera de las dos alternativas de Junts Pel Sí, Oriol Junqueras o Raül Romeva, después de dar un 'no' definitivo a la investidura de Artur Mas como presidente de la Generalitat. 

Ante la incertidumbre de si se apartará de la primera línea de la política o no, el escenario que ven con más claridad es el de una nueva convocatoria de elecciones generales este mes de marzo. La formación anticapitalista ha pedido a JxS que pongan a “otro candidato” para que puedan apoyarle y formar el Parlamento.