Compartir

Este domingo se reúne el Consejo Ciudadano de Podmeos, el órgano de dirección del partido, para discutir la línea a seguir en las negociaciones tras las elecciones del 20D y plantear escenarios de pactos.

Sin embargo; la opción de nuevas elecciones parece cada vez más plausible, dada la distancia entre un PSOE que se ha marcado como línea roja un referéndum en Cataluña y un Podemos que no puede ni parece querer renunciar a esta exigencia. No en vano 12 de los 69 diputados de Podemos son de la lista En Comú Podem impulsada por Ada Colau en Barcelona, para los que el referéndum es irrenunciable.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, presentará un informe con su análisis de al situación tras los resultados. Respecto a la líneas prioritarias para la formación, además del referendum en Cataluña, figuran asuntos sociales como medidas antidesahucios, fin del copago farmacéutico o los cortes de luz y gas, además de una regulación que ponga fin a las puertas giratorias.

Por otra parte, la formación podría consultar a su bases sobre cualquier pacto postelectoral según se recoge en los estatutos, que señalan que la Asamblea Ciudadana (esto es, los inscritos en el partido) tiene la competencia de “aprobar o rechazar cualquier tipo de pacto o alianza pre o post electoral con otras fuerzas políticas en todos los niveles de la administración pública, siempre que se entienda que dichos pactos pueden afectar a la estrategia general de Podemos“.

Así lo hicieron varias formaciones territoriales tras las elecciones municipales ya autonómicas.