Quantcast

Heridos, rebeldes y civiles salen de ciudades sirias asediadas tras acuerdo

Susana Samhan

Beirut, 28 dic (EFE).- Más de cuatrocientas personas, entre heridos, rebeldes y civiles, fueron evacuadas hoy de las ciudades asediadas sirias de Al Zabadani, Fua y Kefraya en aplicación de un acuerdo entre las autoridades y los opositores para acabar con la violencia en esas zonas.

De esas personas, un total de 123 abandonaron hoy la población de Al Zabadani, ubicada en las afueras de Damasco, en dirección al Líbano, desde donde se trasladarán en avión a Turquía.

El director del hospital de campaña de esa localidad, Omar Burhan, explicó a Efe que los evacuados son heridos por los bombardeos y los enfrentamientos, y enfermos entre los que hay casos de poliomielitis.

Burhan subrayó que la operación se ha desarrollado con normalidad y que reina la tranquilidad en Al Zabadani.

Esta ciudad era desde comienzos de julio escenario de una ofensiva conjunta del régimen sirio y su aliado, el grupo chií libanés Hizbulá, para expulsar de allí a los rebeldes hasta que ambas partes alcanzaron un acuerdo para terminar con las hostilidades.

El pacto, auspiciado por la ONU, Irán y Turquía, incluye también los pueblos de mayoría chií de Fua y Kefraya, en la provincia septentrional de Idleb y rodeados desde hace meses por el Frente al Nusra, filial siria de Al Qaeda, y sus aliados.

En declaraciones a Efe, una portavoz de Hizbulá afirmó que su organización ha colaborado en la evacuación de los heridos.

Según esta fuente, el grupo chií libanés ha prestado ayuda a la hora de facilitar la salida de “336 heridos con sus familias de las ciudades de Fua y Kefraya, a cambio de la evacuación de 123 heridos y sus familiares de Al Zabadani”.

La portavoz precisó que un total de seis ambulancias con pacientes y nueve autobuses con sus allegados abandonaron hoy Fua y Kefraya, en dirección al paso fronterizo de Bab al Haua, entre Siria y Turquía.

En paralelo, trece ambulancias y cuatro autobuses sacaron a los heridos y sus parientes de Al Zabadani para dirigirse al aeropuerto internacional de Beirut con el fin de ser luego trasladados a Turquía.

Toda esta operación se ha desarrollado bajo la supervisión de la ONU, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y la Media Luna Roja Siria.

La portavoz del CICR en el Líbano, Soaade Messoudi, indicó a Efe que los heridos de Al Zabadani fueron acompañados por cuidadores y un equipo médico que “les están haciendo pruebas” para comprobar su estado antes de volar a Turquía desde el aeropuerto internacional de Beirut.

Entretanto, las personas procedentes de Fua y Kefraya se dirigieron al aeropuerto turco de Antakya, desde donde volarán hacia la capital de libanesa.

“Todo esto al final es un intercambio”, apuntó la portavoz del CICR.

Este arreglo se enmarca dentro de los esfuerzos de la ONU para impulsar treguas que allanen el camino para el inicio de un diálogo entre el régimen sirio y la oposición a finales de enero.

El pasado fin de semana estaba previsto la aplicación de un pacto similar en el sur de Damasco, que, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, fue aplazado por cuestiones logísticas.

A comienzos de diciembre, un acuerdo parecido se puso en marcha en el barrio de Al Waer, el último que quedaba en manos de la oposición en la urbe central de Homs, de donde más de 700 heridos, civiles y combatientes fueron evacuados, bajo la supervisión de la ONU.

Pese a este pacto en Homs, al menos 32 personas murieron hoy y otras 90 resultaron heridas en esta localidad en un doble atentado en el barrio de Al Zahra, de mayoría alauí, secta a la que pertenece el presidente sirio, Bachar al Asad, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La agencia de noticias oficial siria, Sana, rebajó el número de víctimas a diecinueve muertos y 43 heridos.

El gobernador de Homs, Talal al Barazi, precisó a Efe que un coche bomba estalló en Al Zahra y que, poco después, un terrorista suicida detonó un cinturón de explosivos adosado a su cuerpo en mitad de la multitud congregada en la zona tras el primer ataque.

Al Barazi señaló que este doble atentado posiblemente haya sido perpetrado por miembros del Frente al Nusra, filial siria de Al Qaeda, o de la organización yihadista Estado Islámico (EI).

Siria es desde hace más de cuatro años escenario de un conflicto que ha causado más de 250.000 muertos, de acuerdo a los datos del Observatorio. EFE

ssa/fc/fpa

Comentarios de Facebook